Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa insta a crear cooperativas para promover "la economía de la honestidad"

Papacuatro.com

El Papa ha instado a crear más cooperativas que promuevan "la economía de la honestidad" y "levanten" la parte más débil de la sociedad, durante un encuentro en el Vaticano con los miembros de la Confederación Cooperativas Italianas. "En la cooperativa, uno más uno vale tres", ha explicado Francisco.

Durante su discurso, el Pontífice ha defendido la labor social a de estas entidades que hacen que "la solidaridad sea la respuesta a la globalización", y ha invitado a tener "fantasía creativa para contrarrestar la cultura del descarte".
"Sabiendo que estamos en un mundo que se ha globalizado, hay que responder con la solidaridad, pensando en el aumento vertiginoso de los desempleados, y en la necesidad de un progreso integral de la persona que necesita del rédito pero no solamente del rédito", ha recalcado.
El Papa ha abogado porque las cooperativas ayuden a las partes más marginales de la sociedad "especialmente pensando en los jóvenes y en tantas mujeres que necesitan entrar en el mundo del trabajo, o en los adultos que se pierden el empleo, así como en las empresas recuperadas".
Así, ha precisado que las verdaderas cooperativas están promovidas "por personas que tienen en el corazón y en la mente solamente el bien común" y ha llamado a combatir las falsas cooperativas "que traicionan el nombre de éstas con fines de lucro".
LA ECONOMÍA NO CRECE EN UNA SOCIEDAD QUE ENVEJECE
El Papa ha alertado de que la "economía no crece en una sociedad que envejece". Por ello, para el Pontífice "el movimiento cooperativo tiene que ejercitar un rol importante para apoyar, facilitar y también dar ánimo a la vida de las familias".
En este sentido, ha pedido que se busque la "armonización entre trabajo y familia". Además, el Papa ha subrayado que la economía tiene que basarse en "la justicia social, y en la dignidad de las personas".
Por último, ha sugerido "que haya más colaboración entre cooperativas bancarias y empresas, organizar los recursos para hacer vivir con dignidad y serenidad a las familias; pagar salarios justos a los trabajadores, invertir en las iniciativas que sean realmente necesarias". "Todo esto sin esperar en los subsidios públicos", ha dicho.