Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa: "Cómo me gustaría que todas las confesiones religiosas dijeran: asesinar en nombre de Dios es satánico"

El Papa ha pedido a los líderes de todas las confesiones religiosas que clamen que "asesinar en nombre de Dios es satánico", en la misa que ha celebrado esta miércoles 14 de septiembre la capilla de Casa Santa Marta, en honor al sacerdote francés Jacques Hamel, asesinado el 26 de julio mientras celebraba la eucaristía.
"Tenemos que rezar a Dios para que nos dé la fraternidad, la paz y también el coraje de decir la verdad: asesinar en nombre de Dios es satánico --ha subrayado--. Cómo me gustaría que todas las confesiones religiosas dijeran: asesinar en nombre de Dios es satánico", ha expresado en este sentido.
En la celebración, a la que unos 80 peregrinos de la diócesis de Rouen, entre los que estaban varios familiares del sacerdote francés, así como varios cardenales que participan del C-9, Francisco ha calificado al sacerdote francés como un mártir. Así, ha señalado su valentía, que le llevó a "dar la propia vida para ayudar a los otros". El Pontífice ha pedido que haya "hermandad entre los hombres".
Para el Papa, el padre Hamel, al que ha definido como un hombre bueno, manso, fraterno, que siempre buscaba la paz, fue asesinado como si fuera un "criminal". "Fue degollado en la cruz, justamente mientras celebraba el sacrificio de la cruz de Cristo. Este es el hilo satánico de la persecución. El martirio de ese hombre como el de Cristo en el altar. Es una cosa que me hace pensar tanto, en medio del momento difícil que vivía, de esta tragedia que veía llegar", ha señalado durante la homilía.
En esta línea, ha destacado que el sacerdote francés "dio la vida en el mismo sacrificio de Jesús en el altar, y allí acusó al autor de la persecución: "Vete satanás".
Por otro lado, ha recordado a los mártires cristianos de hoy que son perseguidos por razones de fe. "Hoy hay cristianos asesinados, torturados, encarcelados, degollados, porque no reniegan a Jesús. En esta historia llegamos a nuestro padre Jacques, él es parte de esta cadena de mártires", ha señalado.
Por este motivo, ha afirmado que todos los cristianos que hoy sufren, sea en la cárcel o torturas para no renegar a cristo hacen ver la crueldad de esta persecución. El Papa ha concluido que "esta crueldad que pide la apostasía es satánica".