Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El enviado del Papa para Venezuela renuncia a las reuniones de la mesa de diálogo y le sustituye el nuncio en el país

El enviado del Papa para las negociaciones entre el Gobierno venezolano y la oposición, monseñor Claudio María Celli, ha renunciado a acudir a las reuniones de diálogo en el país que arrancaron este jueves, y ha sido sustituido por el nuncio apostólico en el país, Al Giordano.
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se reunió a última hora del jueves con el denominado 'trío de expresidentes' y el resto de mediadores en el marco del diálogo nacional con el que el Gobierno y la oposición tratan de hallar soluciones a la crisis política, económica y social que sufre el país.
La reunión tuvo lugar en el Palacio de Miraflores, según informó la propia Presidencia, con el fin de información en torno al diálogo con el secretario general de la Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR), Ernesto Samper, el 'trío de expresidentes' --integrado por los exmandatarios de España José Luis Rodríguez Zapatero, de República Dominicana Leonel Fernández y de Panamá Martín Torrijos--. En representación de la Santa Sede, acudió el nuncio.
Giordano remitió en una carta a la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) que se hizo pública también este jueves 19 de enero a través de la cuenta de Twitter del secretario ejecutivo de la Mesa, Jesús Chuo Torrealba.
"Deseo informarle de que monseñor Claudio María Celli, delegado del Papa para la mesa del diálogo en Venezuela, ha renunciado a su visita a Venezuela para los próximos días. Por lo tanto, no participará a las posibles reuniones previstas para estos días", señalaba el nuncio.
En la carta también se informaba de que la Santa Sede había designado al nuncio en Venezuela como delegado del Vaticano "para estos eventuales encuentros".