Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa recibirá el jueves en el Vaticano a más de 800 damnificados por el terremoto en el centro de Italia

El Papa Francisco recibirá este jueves 5 de enero en el Vaticano a más de 800 damnificados por el terremoto que el pasado 24 de agosto sacudió la zona central de Italia, según ha informado en un comunicado de prensa la Arquidiócesis de Spoleto-Norcia. Así, la audiencia tendrá lugar la víspera de la Solemnidad de la Epifanía del Señor en el Aula Pablo VI del Vaticano.
"Se trata de un encuentro dedicado especialmente a cuantos han perdido a sus seres queridos, sus casas, sus seguridades económicas y a cuantos se han quedado fuera de sus tierras ", ha afirmado el arzobispo de Spoleto-Norcia, Mons. Renato Boccardo.
En este sentido, ha asegurado que es un acto que Francisco quiere dedicar a quienes llevan de diferentes modos las heridas causadas por el sismo y esperan obtener consuelo y esperanza.
El encuentro con Francisco reforzará la principal tarea que la Iglesia está llamada a desarrollar con las poblaciones afectadas por el terremoto, es decir, sostener espiritual y moralmente a las personas en la reconstrucción interior.
Francisco visitó por sorpresa las zonas más afectadas por el seísmo, entre ellas, la localidad de Amatrice el pasado 4 de octubre. En aquella ocasión, el Papa expresó su cercanía a las familiares de las víctimas y lanzó un mensaje de esperanza y explicó por qué no había acudido antes.
"Pensé desde los primeros días de este gran dolor que, tal vez, mi visita era más un obstáculo que una ayuda, que un saludo, y no quería molestar. Por eso, dejé pasar un poquito de tiempo, para que se arreglaran algunas cosas, como la escuela. Pero desde el primer momento sentí que tenía que venir a visitarles, simplemente para decirles que estoy cerca de ustedes", dijo Francisco nada más llegar a Amatrice.
Más de 280 personas perdieron la vida y 2.500 perdieron sus casas en el terremoto de magnitud 6 en la escala de Richter que sacudió el centro de Italia.