Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa y Mahmoud Abbas esperan que se puedan reanudar las negociaciones directas sobre la paz en Oriente Próximo

El Papa ha recibido esta mañana en audiencia a Mahmoud Abbas, presidente del Estado de Palestina con el que ha conversado durado 23 minutos en la biblioteca privada del Palacio Apostólico, entre otros asuntos, sobre el proceso de paz en Oriente Medio. En este sentido, han expresando "la esperanza de que se puedan reanudar las negociaciones directas" entre las partes para "poner fin a la violencia que causa sufrimientos inaceptables a la población civil y a una solución justa y duradera".
También se ha manifestado el deseo de que, con el apoyo de la Comunidad internacional, "se tomen medidas que fomenten la confianza mutua y contribuyan a crear un clima que permita tomar decisiones valientes en favor de la paz".
Según ha informado el Vaticano en un comunicado de prensa, ambos líderes han hablado también sobre "las buenas relaciones existentes entre la Santa Sede y Palestina", selladas por el Acuerdo Global de 2015, "que atañen a los aspectos esenciales de la vida y la actividad de la Iglesia en la sociedad palestina".
"En este contexto se ha recordado la importante contribución de los católicos en favor de la promoción de la dignidad humana y en la ayuda los necesitados, particularmente en los sectores de la educación, la salud y la asistencia", ha comunicado la Santa Sede.
En el encuentro se ha recordado "la importancia de la salvaguardia del carácter sacro de los Santos Lugares para los creyentes de las tres religiones abrahámicas". Por último, se ha dedicado especial atención a los "otros conflictos que afligen a la región".
En el momento de saludarse, al inicio del encuentro, el Santo Padre ha dicho "es un placer recibirle", a lo que el presidente ha respondido "también yo estoy contento de estar aquí". Y después del encuentro privado, Abbas ha presentado a su delegación y a continuación se ha realizado el tradicional intercambio de regalos. El presidente palestino ha entregado al Pontífice una piedra procedente del Gólgota, un icono que representa el rostro de Jesús, un icono que representa la Sagrada Familia, un documental sobre la reestructuración de la basílica de la Natividad y un libro sobre las relaciones entre la Santa Sede y Palestina. Por su parte, el Santo Padre le ha regalado una medalla del año jubilar, y sus documentos "Amoris laetitita" y "Laudato si" en árabe.
Al finalizar el encuentro, el mandatario palestino se ha reunido también con el cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado, acompañado por monseñor Paul Gallagher, Secretario para las Relaciones con los Estados. Y a continuación, el presidente ha inaugurado la sede de la embajada palestina ante la Santa Sede.