Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Explota un artefacto en una iglesia de Roma horas antes de la visita de Hollande al Papa

Hollande anuncia que habrá 1.600 militares franceses en República CentroafricanaInformativos Telecinco/Agencias

Un pequeño artefacto explosivo improvisado ha estallado a primera hora en una céntrica calle de Roma, causando daños en un establecimiento propiedad de una institución religiosa francesa y en tres coches aparcados en la calle contigua, según ha informado la Policía. La explosión se produce horas antes de que el Papa Francisco recibe al presidente de Francia, François Hollande, en una reunión que será la primera entre ambos mandatarios desde la elección del Pontífice el pasado 13 de marzo.

Todavía se desconoce quién está detrás de este ataque, que ha tenido lugar horas antes de que el presidente francés, François Hollande, visitara al Papa Francisco en el Vaticano, donde se ha reforzado la seguridad.
La Embajada francesa en la Santa Sede ha confirmado a través de Twitter que el edificio donde ha tenido lugar la explosión es la iglesia de Saint-Yves des Brétons, propiedad de una fundación religiosa conocida como Las instituciones piadosas de Francia.
Según recoge la prensa francesa, Hollande considera que "el Papa es una gran autoridad moral" y que el encuentro "puede ser útil y precioso, en particular sobre la cuestión siria, para trabajar en favor de una solución política, en vista de las negociaciones de Ginebra".
El presidente francés también precisó que hablará con el Sumo Pontífice de "las negociaciones palestinas-israelíes" por un acuerdo de paz y "también de la situación de los cristianos en Oriente". Hollande subrayó que una cuestión que le interesa "personalmente" es la Conferencia Internacional sobre el Clima que su país organizará en 2015.
El protocolo vaticano no preveía la recepción en el Palacio Apostólico de Valerie Trierweiler, su compañera y primera dama, por lo que no habría sido incluida en la delegación presidencial.