Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Francisco, a los cardenales electores: "Que Dios les perdone lo que han hecho"

Una de las cualidades que más destacan del Papa Francisco, los que le conocen, es su humildad y sencillez. Así lo ha revelado el cardenal de Nueva York, Timothy Dolan, contando algunas anécdotas de las primeras horas de Bergoglio como nuevo jefe de la iglesia católica. El cardenal arzobispo Emérito de Sevilla, Carlos Amigo Vallejo, ha relatado las palabras del Papa durante la cena con los cardenales, posterior a la elección, "buenas noches y que Dios les perdone lo que han hecho".

Según ha contado Dolan, el Papa Francisco rechazó la limusina y se subió en el último bus junto a los otros cardenales para ir hasta una residencia dentro del Vaticano a cenar.
Dolan dijo que la mayor parte de los cardenales había tomado buses para volver a su residencia en el Vaticano y ya se habían formado en una línea para saludar al nuevo Papa cuando llegara a ese lugar para la última cena que tendrían como grupo.
Estaban esperando que llegara en la limusina que habían visto aparcada en el Palacio Apostólico. "Y cuando el último bus se detiene, ¿adivinen quien baja? El Papa Francisco. Imagino que le dijo al chofer: 'No hay problema, me voy con los muchachos'", dijo Dolan a periodistas.
El lado más cómico de Francisco
Dentro de la residencia, durante la cena, el Papa mostró su lado cómico, según Dolan. "Brindamos por él y cuando él brindó por nosotros, dijo: 'Que dios los perdone'", contó.
Los hizo reír nuevamente cuando dijo a los cardenales, que mantuvieron siete reuniones pre-cónclave y dos días de cónclave: "Voy a dormir bien esta noche y algo me dice que ustedes también".
“Debo tomar mis maletas y pagar la cuenta”
El nuevo Papa adelantó a los cardenales que el jueves visitará al Papa Emérito Benedicto XVI en su retiro al sur de Roma, que visitará una basílica en Roma y, nuevamente bromeando, Francisco I dijo: "También debo pasar por la residencia, tomar mis maletas y pagar la cuenta".
Dolan describió la emoción dentro de la Capilla Sixtina cuando Bergoglio alcanzó los 77 votos, la mayoría de dos tercios necesaria para elegirlo.
"Comenzamos a aplaudir, pero luego tuvimos que detenernos hasta que se contara el resto de los votos y luego aplaudimos nuevamente al final, y nuevamente cuando él dijo que aceptaba la elección", comentó Dolan.
En honor a San Francisco de Asís
El nuevo Sumo Pontífice dijo a los 114 cardenales que lo eligieron que había escogido el nombre Francisco en honor a San Francisco de Asís, quien es conocido en el catolicismo como "el pobrecillo" debido a que renunció a los bienes terrenales.
Dolan comentó que la elección de Francisco I será "un impulso para la Iglesia en las Américas, una verdadera bendición".
"Existe una sensación de alivio en todos nosotros porque ahora sabemos que tenemos un buen pastor", dijo Dolan. "Él es un hombre con los pies en la tierra (...) un hombre de confianza y aplomo, con una hermosa sinceridad y humildad", agregó. 
"Parece que fuera se ha visto de otra forma"
El cardenal arzobispo Emérito de Sevilla, Carlos Amigo Vallejo también ha destacado la anécdota del brindis en la cena y ha dado sus impresiones sobre el Cónclave. Amigo ha confesado que lo vivió "con responsabilidad y mucha paz". "No sé si será porque hemos estado bajo llave pero ahora siento más libertad", ha indicado. En cualquier caso, ha señalado que "no ha notado diferencias con otros cónclaves"
Por otro lado, ha calificado de "normal" el hecho de que se hayan realizado cinco escrutinios para elegir al nuevo Pontífice. "Podía parecer difícil porque era necesaria la mayoría cualificada pero hemos visto que no es así", ha insistido.
"Parece que fuera se ha visto de otra forma", ha añadido en alusión a la prensa, que barajaba otros nombres como posibles Pontífices. "Parece que los periodistas pensaban fuera de otra manera, a ver si hablan más con el Espíritu Santo", ha asegurado.
Por último, ha afirmado que, una vez que el nuevo Papa salió al balcón para impartir la bendición 'Urbi et orbi', fue "muy emocionante". "Había mucha gente en la plaza esperando, era admirable, un espectaculo increíble", ha relatado.