Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa Francisco aterrizará mañana en Egipto en medio de un clima de tensión por los recientes atentados

El Papa Francisco viajará desde este viernes 28 hasta el 29 de abril a El Cairo (Egipto) en medio de una atmósfera de tensión debido a los recientes atentados perpetrados el pasado 9 de abril contra la comunidad cristiana en el país y reivindicados por el grupo terrorista Estado Islámico, que provocaron la muerte de más de 40 personas.
El Pontífice acude a El Cairo invitado por el presidente de la República, los obispos de la Iglesia Católica, el Papa de la Iglesia Copta Teodoros II --que escapó ileso del atentado en la catedral de San Marcos de Alejandría donde presidía la ceremonia del Domingo de Ramos--, y por el Gran Imán de la Mezquita de Al Azhar, Cheikh Ahmed Mohamed el-Tayyib,
El Papa llegará a las 14,00 horas del próximo viernes 28 (hora local) al aeropuerto internacional de El Cairo donde tendrá lugar la acogida oficial y, a continuación, se desarrollará la ceremonia de bienvenida en el Palacio Presidencial de Heliópolis.
Más tarde, Francisco realizará dos visitas de cortesía: al presidente de la República y al Gran Imán de Al-Azhar. Posteriormente tendrá lugar el encuentro del Pontífice con las autoridades y la visita de cortesía a Su Santidad el Papa Teodoros II. Al término de la misma, se dirigirán juntos a la cercana Iglesia de San Pedro y Pablo, donde el pasado mes de diciembre tuvo lugar un atentado. Allí realizarán una oración ecuménica por los cristianos asesinados.
El sábado 29 de abril, el Papa Francisco celebrará la Santa Misa a la 10,00 horas y almorzará con los obispos egipcios y el séquito papal. A las 15,15 horas presidirá un encuentro de oración con el clero, los religiosos, las religiosas y los seminaristas.
En las peticiones para la Misa, publicadas por la Santa Sede, se recoge una en francés "por todas las víctimas de la violencia y del terrorismo en el mundo", en concreto, por "los mártires de Egipto", y se reza por "los emigrantes y refugiados que han tenido que abandonar sus países por la guerra".
Tras la ceremonia de despedida, el Pontífice emprenderá a las 17,00 horas el vuelo de regreso a Roma. La llegada al aeropuerto romano de Ciampino está prevista a las 20,30 horas.
Se trata de la segunda vez que un Papa pisa tierra egipcia. El primero fue Juan Pablo II en el año 2000, en el marco de una peregrinación jubilar. Ahora, Egipto se prepara para acoger nuevamente a un Pontífice, en esta ocasión en medio de un clima de tensión.
El pasado 9 de abril, dos atentados contra dos iglesias coptas de Tanta y Alejandría provocaron la muerte de más de 40 personas en medio de las celebraciones del Domingo de Ramos. Como consecuencia, el Parlamento de Egipto aprobó la imposición del estado de emergencia durante un periodo de tres meses.
COCHE SIN BLINDAR
A pesar de esta situación, el Papa Francisco se desplazará durante su visita a El Cairo en un coche normal, no blindado, porque no hay preocupación, según ha informado el portavoz vaticano, Greg Burke.
"El Papa está tranquilo, no es ingenuo, conoce la situación en Egipto, sabe qué pasó con los coptos en los últimos años, especialmente durante el Domingo de Ramos, pero también quiere dar una señal positiva. En la medida de lo posible, le gusta la normalidad, por ello se mueve con un coche normal cubierto", explicó Burke en declaraciones a Radio Vaticana recogidas por Europa Press.
Si bien, habrá dos momentos en los que el Pontífice se desplazará en un 'coche de golf', es decir, descubierto: durante la misa del sábado para estar en medio de la gente, y durante la reunión en el seminario, cuando habrá un momento de oración con los sacerdotes, seminaristas y religiosos.
Durante la visita de dos días, Francisco pronunciará cinco discursos, empezando por el que dirigirá a los participantes de la Conferencia internacional sobre la paz, en la que intervendrá también el Gran Iman de Al Azhar.
El obispo copto católico de Ismayliah, Makarios Tewfik, ha precisado en declaraciones a Radio Vaticana que "sin duda esta visita es un nuevo paso en la apertura hacia los hermanos musulmanes" y, al mismo tiempo, "un estímulo para la Iglesia ortodoxa copta que sufre el martirio con tantos sucesos últimamente".
En un país con casi 90 millones habitantes, de los cuales el 89 por ciento son musulmanes sunitas, cerca del 10 por ciento, coptos ortodoxos y solo un 0,1 por ciento, católicos, el Papa Francisco llega con la intención de transmitir un mensaje en favor de la paz y de la construcción de puentes, del diálogo interreligioso y ecuménico, según ha precisado el portavoz vaticano.