Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa alerta en Egipto del "faraonismo" en los sacerdotes y pide a los católicos ser "artífices" de la concordia

El Papa ha pedido a los católicos en Egipto que sean los "artífices" de la concordia durante su último discurso antes de regresar a Roma. Además, ha alertado ante sacerdotes de la tentación del "faraonismo".
En una alocucion pronunciada en el Seminario Al-Maadi con sacerdotes, religiosos, religiosas y seminaristas el Santo Padre ha advertido de varias tentaciones que pueden asaltar a la persona consagrada y les ha dado la receta para saber cómo derrotarlas.
"El peligro es grave cuando el consagrado, en lugar de ayudar a los pequeños a crecer y a regocijarse con el éxito de sus hermanos y hermanas, se deja dominar por la envidia y se convierte en uno que hiere a los demás con la murmuración", ha advertido.
Además, ha amonestado la actitud de los que se quejan "continuamente" en los ambientes clericales y ha arremetido contra la "murmuración y la envidia".
Por otro lado, ha pedido a la minoría católica que vive en Egipto que sean en ese país "la locomotora que empuja el tren hacia adelante, llevándolo hacia la meta". "Sed sembradores de esperanza, constructores de puentes y artífices de diálogo y de concordia", ha instado.
Así, ha señalado que ser "coptos" significa estar "arraigados" las nobles y antiguas raíces y a la vez ser "parte de la Iglesia una y universal, como un árbol que cuanto más enraizado está en la tierra, más alto crece hacia el cielo".
Por ello, les ha alertado de la tentación del 'faraonismo', que ha definido como el gesto de "endurecer el corazón y cerrarlo al Señor" y que ha comparado con el faraón del tiempo de Moisés, que no dejaba marchase a sus esclavos judíos.
Francisco ha comenzado su discurso dándole las gracias por su "testimonio".
"En medio de tantos motivos para desanimarse, de tantos profetas de destrucción y de condena, de tantas voces negativas y desesperadas, sed una fuerza positiva; sed la luz y la sal de esta sociedad", ha pedido finalmente.
Tras su viaje de apenas 27 horas a Egipto, está previsto que el Papa regrese al Vaticano a las 20:00 horas de este sábado.