Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa llama a la paz en el Congo y pide a sus políticos que eviten el sufrimiento del pueblo

El Papa ha llamado a la paz en el Congo al pedir a sus políticos que escuchen la "voz de su conciencia" y eviten "el sufrimiento del pueblo", durante la audiencia general de este miércoles.
"A la luz de un reciente encuentro que tuve con el presidente y vicepresidente de la Conferencia episcopal del Congo vuelvo a hacer una llamada a todos los congoleños, para que, en este delicado momento de su historia sean artífices de reconciliación y de paz", ha reclamado el Pontífice.
Así, ha reivindicado la "responsabilidad" de la política para que sepa ver "los crueles sufrimientos de sus connacionales" y apoye "el bien común".
Durante la catequesis ha invitado a todos a "dejarse guiar por la luz del Redentor del Mundo" y que ha pedido que la Navidad "abra caminos de esperanza". "Que Navidad sea un encuentro personal con el Señor y suscite en nosotros propósitos de bien y de solidaridad", ha destacado.
Así, ha comentado que "contemplando el pesebre" se prepara a la Navidad del Señor y ha precisado que "será realmente una fiesta si recibimos a Jesús, semilla de esperanza que Dios pone en los surcos de nuestra historia personal y comunitaria".
Por ello, ha precisado que "el nacimiento de Jesús" trae una esperanza "segura, visible y evidente, que tiene su fundamento en Dios mismo". Y ha agregado: "Jesús, entrando en el mundo, nos da fuerza para caminar con él hacia la plenitud de la vida y vivir el presente de un modo nuevo".
En esta línea ha recordado que Dios elige nacer en Belén, "un pueblito insignificante". "Allí, en la pobreza de una gruta, María, Madre de la esperanza, da a luz al Redentor. Junto a ella está José, el hombre justo que confía en la palabra del Señor; los pastores, que representan a los pobres y sencillos, que esperan en el cumplimiento de las promesas de Dios, y también los ángeles cantando la gloria del Señor y la salvación que se realiza en este Niño", ha señalado finalmente.