Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa lamenta en Asís el "silencio ensordecedor" que apaga el grito de las víctimas de la guerra

El Papa ha advertido que las víctimas de la guerra encuentren "demasiadas veces el silencio ensordecedor de la indiferencia, el egoísmo de quien está harto, la frialdad de quien apaga su grito de ayuda con la misma facilidad con la que se cambia de canal en televisión".
Así lo ha puesto de manifiesto durante la meditación que ha pronunciado en Asís (centro de Italia), donde ha participado en la Jornada Mundial de la Oración junto a otros 500 líderes religiosos de todo el mundo.
"Imploran la paz las víctimas de las guerras, que contaminan los pueblos con el odio y la Tierra con las armas; imploran la paz nuestros hermanos y hermanas que viven bajo la amenaza de los bombardeos o son obligados a dejar su casa y a emigrar hacia lo desconocido, despojados de todo", ha recordado Francisco durante la reflexión. En este sentido, ha recalcado que Dios tiene sed de amor, elemento no menos esencial para vivir que el agua.
Asimismo, ha alentado a los cristianos a estar unidos y cerca de los que sufren y ha puesto el ejemplo de Santa Madre Teresa de Calcuta en su servicio a los más pobres, invitando a escuchar "la voz de los que sufren, el grito escondido de los pequeños inocentes a quienes se les ha negado la luz de este mundo, la súplica angustiada de los pobres y de los más necesitados de paz".
"En la Cruz, árbol de vida, el mal ha sido transformado en bien; también nosotros, discípulos del Crucificado, estamos llamados a ser 'árboles de vida', que absorben la contaminación de la indiferencia y restituyen al mundo el oxígeno del amor", ha recalcado.
Finalmente, se ha realizado una petición conjunta por la paz y el cese de la guerra en diversos países del mundo entre ellos: Birmania, Burundi, por la paz en Colombia, Centroamérica, República Democrática del Congo, por la paz entre Corea del Sur y Corea del Norte, por la reconciliación Etiopía y Eritrea, por la paz en Gabón, Irak, Kashmir, Libia, Mali, México herido por el narcotráfico, Mindanao en Filipinas, Mozambique, por el fin de las tensiones en Armenia y Asirios.
También se ha pedido por el fin del terrorismo en Nigeria, Pakistán, por la paz en Siria, Somalia, Sudán del Sur, Ucrania, por el fin de las tensiones en Venezuela, por la paz en Yemen, por la paz y el fin de la violencia en Tierra Santa y por todas las otras tierras contaminadas por el virus del odio y del conflicto.