Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pánico entre los viajeros de un Cercanías tras una pequeña explosión en la estación madrileña de Villaverde Bajo

Una avería en una puerta de un Cercanías provoca una pequeña explosión generando el caos entre los viajerosEFE

Los pasajeros del C-4 con destino Madrid han vivido unos minutos de pánico en la estación Villaverde Bajo. Una avería en la puerta del tren ha provocado una pequeña explosión generando una nube de polvo y ruido. Los viajeros han accionado la alarma, llegando incluso a parar el tren. Otros se han lanzado a las vías mientras avisaban a los servicios de emergencia. El Samur ha atendido a dos personas: una por luxación en la rodilla y por ataque de ansiedad.

Una avería en la puerta de un Cercanías en la estación de Villaverde Bajo ha generado una pequeña explosión, lo que ha provocado que cundiera el pánico entre los viajeros.
Según han informado fuentes de Renfe, el suceso ha tenido lugar sobre las 8:15 horas en la estación de Villaverde Bajo sentido Madrid en un tren de Cercanías en la línea C-4. Se ha producido una avería en el sistema neumático de una puerta, lo que ha producido una pequeña explosión (10 kilos de aire) provocando una nube de polvo.
Este sucedo ha provocado el caos entre los viajeros, quienes han accionado los aparatos de alarma y han parado el tren. Otros se han lanzado a las vías del tren mientras llamaban a los servicios de emergencia.
La Policía se ha personado en la estación y han parado la circulación en los dos sentidos, una situación que se ha prolongado unos 15 minutos, "el tiempo que ha sido necesario para que se aclarara la situación.
Una avería en una puerta de un Cercanías en Villaverde genera una pequeña explosión y provoca el caos entre los viajeros. La incidencia se ha prolongado unos 30 minutos. Las líneas C-3 y C-4 han sufrido retrasos de 15 minutos de media, en dirección Atocha-Chamartín, se ha normalizado.
Hasta el lugar también se ha desplazado el Samur, que ha atendido a dos personas, una por una luxación de rodilla, y otra por una crisis de ansiedad.