Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Piden que no se acuse al padre del niño de la maleta de un delito de tráfico de personas

Detectan a un niño dentro de una maleta en el paso de CeutaEFE

La Red Española por la Inmigración, que integran fundaciones, ONG y juristas de todo el territorio nacional, ha puesto en marcha una batería de medidas para pedir que no se acuse de un delito de tráfico de seres humanos al padre del niño costamarfileño introducido en una maleta para cruzar clandestinamente la frontera de El Tarajal (Ceuta) dadas las circunstancias que concurren en este caso.

Lo explica en declaraciones a Europa Press el abogado Estanislao Naranjo Infante, coordinador de esta campaña que pasa por pedir a la Fiscal General del Estado, el Defensor del Pueblo, el Parlamento Europeo y el Congreso de los Diputados, por un lado, que se evite enjuiciar a este hombre por un delito pensado para castigar por ejemplo al patrón de un cayuco y, por otro, que se abra un debate sobre los requisitos de la reagrupación familiar que impone la Ley de Extranjería.
"Consideramos que es una barbaridad lo que se está haciendo con este hombre, porque se le quiere imponer la misma pena que a un señor que lo que lleva es un negocio de inmigración ilegal y explotación de seres humanos como si fuera un delincuente habitual o el capitán de un cayuco cuando se trata de su propio hijo", señala Naranjo Infante.
En su opinión, "el tráfico de seres humanos es una actuación execrable y debe ser perseguida pero no se puede penalizar todo de foma genérica". "La ley hay que aplicarla caso por caso y en este caso en concreto, la aplicación llevará a resultados que entendemos que ni siquiera preveía el propio Código Penal, a un efecto indeseable", asegura.
Naranjo Infante dice que no se entiende además, que se haya dictado prisión provisional sobre él, "cuando tiene permiso de residencia en España, domicilio conocido, trabajo fijo esposa y una hija en el país".
"Nos parece que la actuación en este caso en el procedimiento con respecto al padre es excesiva por los efectos que se están produciendo", ha comentado, para incidir en que "se trata de un hecho puntual, de un padre que quiere traer a su hijo y que lo ha intentado legalmente" y la respuesta del fiscal "está siendo excesivamente dura".
Sobre la reagrupación en España del niño de ocho años, que le fue negada por no reunir los requisitos económicos exigidos, la Red pide que se abra un proceso de debate y así lo ha instado a través de la Comisión de Peticiones del Congreso de los Diputados, pues considera que "la aplicación estricta de la ley puede dar lugar a situaciones de injusticia", como en su opinión es el caso.
"Nuestra ley es muy peculiar porque se da la circunstancia de que aquí no se obliga a nadie a que tenga una capacidad económica determinada para ser padre, pero a los inmigrantes sí. Este señor por tener tres hijos y no ganar casi 2.500 euros, que es algo que ganan muy pocos en España, no puede reagrupar a todos sus hijos. Se trajo a su esposa y a su hija, pero no le han dejado traerse al mayor y al pequeño", apunta Naranjo Infante.
El abogado destaca que en España sólo se es consciente de que una ley "está mal hecha" cuando se plantea un caso "extremo" como este y es por eso que la Red, que no tiene legitimación para personarse en el procedimiento porque al hombre ya se le ha asignado un abogado, se moviliza para que desde Fiscalía General del Estado se emitan instrucciones sobre este caso.
Al Defensor del Pueblo le piden que el niño no siga ingresado en el centro de menores de Ceuta en el que permanece desde que fue liberado de la maleta por los agentes policiales del puesto fronterizo. Solicitan que interceda para que pueda mantenerse con su núcleo familiar, la madre y la hermana que están en Canarias, mientras se desarrolla el procedimiento.