Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una madre a la cárcel por no pagar 1.400 euros

Hace nueve años Sara encontró en la calle una cartera, pero en lugar de devolverla utilizó las tarjetas para comprar cuatro móviles que luego revendió. Después de años de espera y de rehacer su vida, en 2012 un juzgado la condenó por estafa, delitos que Sara creyó saldados después de pagar, según ella, 7.000 euros en indemnizaciones. Pero por un error de su anterior abogado dejó de pagar 1.400 euros. Y ahora Sara con una hija de tres años y otra de mes y medio tiene que cumplir seis meses de cárcel. Ahora Sara espera desde el hospital donde tiene ingresada a su hija pequeña, a que la audiencia paralice su ingreso en prisión hasta que se resuelva el indulto que ha solicitado al Gobierno.