Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE pide revisar el Estatuto del personal sanitario para evitar las cadenas de contratos eventuales en puestos fijos

El Grupo Parlamentario Socialista ha pedido al Gobierno en funciones que revise el Estatuto del personal sanitario del Sistema Nacional de Salud (SNS) con el fin de eliminar aquellas cláusulas que permiten la concatenación de contratos eventuales para la cobertura de puestos de trabajo que son de carácter indefinido o permanente.
Los socialistas han presentado esta petición, a través de una proposición no de ley en el Congreso, tras la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) que considera que la concatenación indefinida de contratos temporales en el sector sanitario público español es contraria al derecho comunitario.
"Esta situación no solamente precariza el empleo de la sanidad pública sino que además va en contra de la calidad de la atención sanitaria a los pacientes, porque en definitiva son múltiples profesionales atendiendo de forma discontinua a los pacientes y con la falta de la posibilidad de desarrollar la experiencia y las habilidades necesarias en cada puesto de trabajo", ha explicado el portavoz de Sanidad, Jesús María Fernández.
Así, la iniciativa pide modificar la legislación básica española, en particular las cláusulas del Estatuto Marco del Personal Estatutario de los Servicios de Salud (Ley 55/2003) que permiten la concatenación de contratos eventuales para la cobertura de puestos de trabajo de naturaleza continua, restableciendo el principio de causalidad de los contratos temporales para la realización de actividades de naturaleza temporal o extraordinaria.
Del mismo modo, insta a eliminar del ordenamiento legal las restricciones impuestas a las autonomías mediante las limitaciones a las tasas de reposición de plazas en el SNS cuando éstas afecten a puestos de trabajo de carácter estable.
Finalmente, solicita un plan de actuación en el plazo de seis meses para reducir la actual tasa de temporalidad en el SNS. En particular, para que todas aquellas plazas con contratos concatenados de más de dos años sean reconocidas como plazas estructurales y se establezca un calendario de Ofertas Públicas de Empleo acorde a dicha situación por parte de cada Comunidad Autónoma.
En este sentido, Fernández ha denunciado la precarización "de manera exponencial en los años de gobierno del PP" del empleo sanitario "como consecuencia de los recortes de financiación y de diversas medidas de congelación del empleo público", lo que, a su juicio, "ha impedido la correcta reposición de los empleados sanitarios que se jubilan".
"La calidad del empleo es menor para los trabajadores, que ven cómo su trabajo se trocea en múltiples contratos para cubrir la misma plaza 'sine die', a veces llegando al ridículo de realizar contratos por horas para tareas que son permanentes por su naturaleza. Pero además, tiene consecuencias sobre la calidad de la asistencia a los pacientes debido a la enorme rotación y discontinuidad de los y las profesionales en los puestos de trabajo", ha declarado.