Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE recaba el apoyo de Ciudadanos y Podemos para crear una comisión en el Congreso que regule los deberes

El PSOE ha asegurado que contará con el apoyo de Unidos Podemos y Ciudadanos para sacar adelante la proposición no de ley que se debate, este miércoles, en la Comisión de Educación del Congreso, por la que instan al Gobierno a crear una comisión de trabajo con el fin de regular los deberes.
La diputada socialista María Luz Martínez, ha explicado a los medios que el PP ha presentado una enmienda a la iniciativa que no van a aceptar ya que, a su juicio, lo que busca es "evitar el debate sobre esta materia y la creación del grupo de trabajo" que "es el alma de la propuesta".
Concretamente, el PSOE busca que ese grupo de trabajo de forme en el seno del Consejo Escolar y que en él esté representada toda la comunidad educativa, docentes, padres y madres, y que entre ellos se pongan de acuerdo "acerca de la mejor orientación de los deberes en las diferentes etapas".
"Queremos garantizar el derecho de los niños a disfrutar de su tiempo libre, a conciliar con sus familias y garantizar que disfrutan de los juegos propios de su edad", ha apuntado Martínez, que ha criticado algunas actividades que llevan los menores a casa y que, a su juicio son "repetitivas, tediosas y sin objetivos ni finalidades educativas".
PUEDEN CREAR UNA BRECHA SOCIAL Y ABANDONO ESCOLAR
Además, asegura que esta actividad provoca "una brecha de desigualdad social" entre aquellos alumnos que cuentan con la ayuda de sus padres para realizar las tareas, porque éstos tienen tiempo, y aquellos con familias con menos tiempo libre y que no pueden ocuparse de los menores.
Del mismo modo, la diputada, que también es madre y profesora de secundaria, ha apuntado que los deberes que proponen algunos centros ocasionan, a algunos casos, el rechazo sistemático de los niños.