Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP lleva una moción al Senado para reformar y ampliar la Ley de Violencia de Género

El Grupo Parlamentario Popular en el Senado ha registrado una moción para su debate en el Pleno que insta la modificación de la Ley Integral de Medidas de Protección contra la Violencia de Género para adaptarla a la Convención de Naciones Unidas para la Erradicación de la Violencia sobre la Mujer (CEDAW), lo que implica ampliar el concepto de violencia machista a otros delitos como la agresión sexual o la trata.
Se trata de una de las tres primeras iniciativas que registra el Grupo Parlamentario Popular para su debate en el Pleno esta Legislatura junto a otras dos sobre regeneración democrática y la situación de bloqueo político, de modo que el periodo de sesiones del Senado arrancará debatiendo sobre violencia de género.
La moción, a la que ha tenido acceso Europa Press, pide en concreto modificar la norma "para adaptar la legislación española a las exigencias del Convenio de Estambul y las recomendaciones de la CEDAW que España ha ratificado, así como a las necesidades constatadas tras más de diez años de vigencia de la norma".
Esas exigencias a las que hace referencia el Grupo Popular en su moción tienen que ver con ampliar el concepto de violencia de género. El ordenamiento jurídico español define estos delitos como los que comete un hombre sobre una mujer con la que mantiene o ha mantenido una relación de pareja, de modo que si el ataque se produce a una desconocida la víctima no accede a los mecanismos de protección y asistencia que la Ley Integral contempla.
La CEDAW recomienda que se abarquen también otras formas de machismo violento reconocidas como tales por Naciones Unidas, entre las que destacan las agresiones sexuales (en España se produce una violación cada ocho horas), la mutilación genital femenina y la trata de seres humanos con fines de explotación sexual, en línea con el Convenio de Estambul que ratificó España.
En la moción, el Grupo Parlamentario Popular plantea además instar otras medidas, como impulsar, cuando se cumpla la vigencia de la actual Estrategia Nacional para la Erradicación de la Violencia contra la Mujer, un "nuevo Plan de Sensibilización y Prevención de la Violencia de Género" tal y como recoge la Ley Integral.
Asimismo, quiere instar al Gobierno a "reforzar la prevención y formación mediante campañas innovadoras que utilicen nuevas técnicas y nuevas tecnologías" y "perfeccionar los mecanismos de derivación de las víctimas desde los servicios sanitarios a las redes de recursos de asistencia integral".
En esta línea, la iniciativa propone "impulsar pautas comunes para la intervención individualizada integral y multidisciplinar en mujeres que sufren violencia de género, así como la figura del profesional de referencia y perfeccionar los protocolos de coordinación, contemplando la situación específica de los menores".
Por último, insta a "informar sobre la existencia de itinerarios específicos de empleabilidad dirigidos a las mujeres víctimas de violencia de género con la finalidad de potenciar estos servicios y favorecer una mayor inserción laboral de estas mujeres".