Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PP, PSOE, Unidos Podemos y Cs piden dar más protagonismo a Atención Primaria y las farmacias frente a la cronicidad

Los cuatro principales partidos políticos del arco parlamentario (PP, PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos) han coincidido en la necesidad de dar más protagonismo a la Atención Primaria y a las oficinas de farmacia para mejorar el abordaje de las enfermedades crónicas en el Sistema Nacional de Salud (SNS).
Así lo han reconocido los portavoces de Sanidad en el Congreso de estos grupos parlamentarios durante el foro informativo 'El tratamiento de los pacientes crónicos en el SNS', celebrado este martes en la Torre Ilunion de Madrid, donde han recordado que hasta un 60 por ciento de estos afectados creen que el sistema necesita reformas importantes, según datos del barómetro 'EsCrónicos'.
Uno de los principales ámbitos de mejora es la dotación presupuestaria a Atención Primaria, que en los últimos años se ha reducido un 16 por ciento, según ha destacado la portavoz de Unidos Podemos, Amparo Botejara, mucho más que lo ha hecho la partida destinada al ámbito hospitalario, ha añadido el portavoz de Ciudadanos, Francisco Igea.
El portavoz de Sanidad del PSOE en la Cámara Baja, Jesús María Fernández, ha reconocido la necesidad de introducir también cambios en los modelos de organización que tengan en cuenta las nuevas atribuciones de algunos profesionales como los enfermeros o la incorporación de otros como fisioterapeutas o psicólogos, que "juegan un papel importante en la atención de la cronicidad", y ha pedido volver al anterior modelo en el que había una única cartera común de servicios para todo el SNS.
Por su parte, la portavoz adjunta de Sanidad del PP en el Congreso, Isabel Cabezas, ha puntualizado que "no basta con poner más recursos sino usar mejor los que ya existen", al tiempo que también ha destacado el papel que pueden jugar las oficinas de farmacia en el abordaje de las enfermedades crónicas.
Sobre todo, ha añadido, porque con el progresivo envejecimiento de la población (la esperanza de vida media se sitúa ya en unos 83 años, según ha recordado) aparecen nuevas enfermedades y aumenta el número de pacientes polimedicados.
Este consumo de diferentes fármacos favorece un mayor incumplimiento de la medicación, ha apuntado la portavoz de Unidos Podemos, y "la complejidad aumenta a medida que lo hace el número de pastillas que el paciente debe tomar".
Por ello, Fernández (PSOE) ha insistido en la necesidad de que las oficinas de farmacia participen en el seguimiento de la medicación de los enfermos crónicos, con la ayuda de la progresiva implantación de la receta electrónica y la historia clínica digital.
MÁS INDICADORES PARA VER DÓNDE HAY QUE MEJORAR
Por su parte, Igea (Ciudadanos) ha insistido en la necesidad de contar con indicadores que permitan medir si las actuaciones que se ponen en marcha están resultando efectivas o es preciso mejorar en algún aspectos. En ese sentido, ha recordado que en 2012 el Ministerio de Sanidad lanzó una estrategia de la cronicidad con 20 objetivos y 100 recomendaciones pero "sin indicadores es difícil saber si se han cumplido".
"Si no nos centramos en los resultados no tendremos un sistema homogéneo", ha insistido este dirigente, que también ha reclamado al Ministerio que ejerza sus competencias a la hora de coordinar y evitar desigualadades territoriales, pese a que las competencias en sanidad están transferidas a las comunidades.
En ese sentido, el portavoz del PSOE le ha reprochado que quiera volver atrás al modelo anterior a las transferencias autonómicas que, a su juicio, "han traído más equidad a pesar de que todavía hay más áreas de mejora".
Por su parte, Cabezas (PP) ha apostado por avanzar en una mejor coordinación de los servicios sociales y sanitarios "como se ha venido haciendo en los últimos años" para conseguir que los recursos de ambos sistemas estén mejor distribuidos. "Y ahí las comunidades autónomas deben asumir la parte que les corresponde", según la dirigente, que también ha destacado que esta coordinación es necesaria porque "las enfermedades crónicas las sufre también todo el entorno, no solo el paciente".