Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Osoro anima a hacer una "peregrinación existencial" y pide no "instrumentalizar" desde las ideologías

El cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, anima en su última carta semanal a aprovechar el verano para hacer una "peregrinación existencial" para convivir con los hombres y ha pedido que no haya "instrumentalizaciones desde las ideologías", ya que ante todo debe primar "el amor a Dios".
En su escrito, titulado 'Un mes para construir caminos de paz y encuentro', Osoro ha apuntado que cuando habla de peregrinación "no se trata de andar". "Muchos ni podéis salir de vuestras casas por enfermedad o porque no tenéis los medios para hacerlo. Se trata de hacernos todos peregrinos existencialmente", ha explicado.
Para esta "peregrinación existencial" el arzobispo ha pedido que se intenten "vislumbrar modos de convivir entre los hombres". "Hay que ser creativos para eliminar todas las tentaciones de replegarnos y no abrirnos a los que encontremos en el camino, o de responder al odio con el odio y no con amor, a la violencia con la violencia de palabra o con obras y no con la misericordia, al egoísmo con egoísmo y no con generosidad", ha relatado.
Además, ha lamentado las "instrumentalizaciones desde las ideologías" y ha recordado que debe primar ante todo la adhesión a Dios, "que nos dice con claridad que somos hermanos".
En esta "peregrinación espiritual" o acercamiento entre "hermanos", Osoro propone tres fases. La primera es experimentar la "cercanía de Dios", practicando el silencio para escuchar su palabra. "Es Dios mismo quien nos dice cómo tenemos que ser, hacer y vivir", ha subrayado. Para esta fase también aconseja visitar la parroquia para escuchar la palabra de Dios e insta entregarle las "riquezas".
"En este momento histórico que estamos viviendo, se necesitan cristianos que arriesguen todo para dar a conocer a Jesucristo a los hombres" ha apuntado. "¿Qué estás dispuesto a dar de ti al Señor?", ha interpelado.
La segunda fase es experimentar la felicidad con Jesucristo con conversaciones con los allegados. "Te invito a conversar con quien va contigo en el camino sobre tu vida, tus tareas, tus ilusiones, tus frustraciones, tus ideales. No te de vergüenza conversar sobre lo que es cotidiano en tu existencia", ha explicado.
En estas conversaciones, además, Osoro propone introducir a Dios. "No importa cómo estés. Lo que importa es que Jesús, estés como estés, te dice bienaventurado, feliz, dichoso", ha manifestado. "Porque la dicha no viene por lo que te esté sucediendo, sino por la presencia real y verdadera del Señor en tu vida", ha subrayado.
Por último, el arzobispo propone "experimentar" con Jesucristo la "misión de la vida". "Él te ha dado su Vida para que la hagas presente en esta historia, en medio de los hombres. Tienes que dar sabor a la vida y a la historia humana. Y tienes que ser luz en medio del mundo en el que hay tantas sombras", ha concluido.