Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Organizaciones islámicas de Melilla piden al Congreso que levante la prohibición de pasar 6.000 borregos para la pascua

Diversas organizaciones políticas, islámicas y sociales de Melilla han dirigido este jueves un escrito a todos los grupos parlamentarios del Congreso de los Diputados para denunciar "la discriminación y el agravio" de los que supuestamente estarían siendo objeto los musulmanes en Melilla porque la Delegación del Gobierno en la ciudad autónoma no permite el paso de 6.000 borregos para la pascua grande islámica.
El escrito remitido a los grupos, al que ha tenido acceso Europa Press, está firmado por los partidos Coalición por Melilla (CPM), el Partido Nacionalista del Rif (PNRif) y Los Verdes; las entidades religiosas Comisión Islámica de Melilla (CIM), Badr y el Voluntariado Islámico de Acción Social (VIAS) y las asociaciones Intercultura, Asociación Cultural Imazighen, la Comunidad Andalusí y la Fundación Imam Malik. Acusan a las autoridades de Melilla de cometer "un absoluto desprecio a la libertad religiosa".
Estas organizaciones destacan que en la ciudad autónoma más de la mitad de la población es de confesión musulmana y etnia Amazig, "población esta --han añadido-- que vive en un estado de precariedad a resultas de la histórica discriminación padecida, que lejos de corregirse viene perpetuándose a consecuencia de la inacción de la Administración de esta ciudad".
Esta plataforma, que ya ha organizado en Melilla dos manifestaciones multitudinarias y una concentración de vehículos contra la prohibición de pasar corderos para la fiesta del 12 de septiembre, ha destacado que "el último episodio de esta triste historia de agravios, reconocida por la propia Administración del Estado, tiene lugar con ocasión de la celebración de la festividad religiosa mayor".
INDIGNADOS
Para la celebración de dicha festividad, según han recordado, los melillenses musulmanes han venido adquiriendo sus corderos, "tal cual lo practicaban sus antepasados, de las cabañas de las poblaciones marroquíes adyacentes, habida cuenta que dichos animales se ajustaban a las prescripciones religiosas en materia de alimentación y a los usos y costumbres de sus antepasados, desde tiempos inmemoriales".
Sin embargo y para la festividad de este año, a celebrar por más de 40.000 melillenses musulmanes, han asegurado que las autoridades de Melilla pretenden prohibir la entrada a esta ciudad de los corderos de aquella procedencia, "con los consiguientes perjuicios que ello acarrea para estos ciudadanos, que comprueban indignados como su festividad religiosa mayor no podrá celebrarse conforme a las prescripciones de su credo y tradición".
Por todo ello, los partidos y asociaciones firmantes del escrito dirigido a todos grupos parlamentarios solicitan que se adopten cuantas medidas resulten necesarias "para un esclarecimiento de cuanto acontece y el restablecimiento del principio de legalidad y los derechos que nos asisten y que, como en este caso, resultan inherentes a la dignidad humana y al libre desarrollo de la personalidad".
Así han demandado que se levante la prohibición establecida por la Delegación del Gobierno en Melilla de introducir los mencionados corderos, "y con ello se permita que los melillenses musulmanes puedan celebrar su festividad religiosa mayor conforme a sus prescripciones religiosas y en su propia tierra, tal cual viene acaeciendo desde tiempos inmemoriales".