Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detienen a cuatro personas que se hacían pasar por policías y guardias civiles

La Guardia Civil ha detenido a cuatro personas, en el marco de la operación 'Quelonio', pertenecientes a una peligrosa organización criminal dedicada a realizar secuestros exprés haciéndose pasar por guardias civiles y policías para cometer los hechos, un método conocido como "policías full". Además de las detenciones, los agentes han practicado tres registros domiciliarios en Écija, las 3000 viviendas (Sevilla) y Salamanca.

La investigación se inició el pasado mes de abril, cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de un secuestro exprés en la localidad de Andújar (Jaén), en el que un grupo de personas había causado numerosas lesiones a las víctimas, según ha informado la Guardia Civil en un comunicado.
Tras esto, los agentes localizaron a un grupo de personas que podrían estar dedicándose a la comisión de estos delitos y se estableció un dispositivo de seguimiento sobre este grupo que llevó a la detención de sus cuatro integrantes, todos de nacionalidad española.
A los detenidos se les imputan delitos de secuestro, lesiones, robo con violencia e intimidación en casas habitadas, usurpación de funciones públicas y estafa, así como hechos delictivos cometidos en diferentes poblaciones de Jaén, Córdoba y Sevilla. Uno de los detenidos tenía cinco reclamaciones judiciales por hechos delictivos de la misma naturaleza.
Ajustes de cuentas por encargo
Sin embargo, la organización también se dedicaba a realizar ajustes de cuentas por encargo, utilizando gran violencia contra las víctimas, no dudando en causar lesiones o la muerte para obtener sus propósitos. Asimismo, los agentes han podido constatar que la organización tenía encargado realizar homicidios derivados de ajustes de cuentas entre mafias dedicadas al tráfico de estupefacientes.
En uno de los casos, tras observar a un comercial que iba realizando varios cobros tanto en efectivo como en cheques, los criminales detuvieron el vehículo en el que viajaba y haciéndose pasar por guardias civiles y con el pretexto de que había sido detectado por radar al exceder la velocidad señalada en la vía, procedieron al registro del vehículo, momento en que aprovecharon para sustraerle 7.000 euros en metálico y varios cheques al portador.
La operación ha sido desarrollada por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Jaén con el apoyo de la Agrupación de Reserva y Seguridad de la Guardia Civil y de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO).