Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Once artistas y grupos ponen sonido a la sequía y la desnutrición ante la llegada de la estación del hambre al Sahel

Un total de once artistas, músicos y bandas españolas se han sumado a Acción contra el Hambre para poner sonido a los distintas causas y efectos de la conocida como estación del hambre, un periodo de escasez que se da cada año en países donde su población depende de la agricultura de subsistencia y que cada año amenaza a 30 millones de personas en el Sahel.
Después de que Acción contra el Hambre, junto a la Comisión Europea, Radio 3 y Fnac les "retara", David DeMaría, Amaral, Iván y Amaro Ferreiro, Mucho, Leiva, Miss Caffeína, Fredi Leis, David Otero, Ángel Martín y Barei se han unido para crear 'El Sonido del Hambre', una exposición sonora que incluye once puntos de escucha instalados en el hall principal de Fnac Callao, desde este jueves 1 de junio y hasta el próximo día 15 de junio, y en www.elsonidodelhambre.org.
Así, quienes se acerquen a la exposición podrán escuchar la interpretación musical que estos solidarios artistas han hecho de la escasez de alimentos (Miss Caffeína), la desnutrición (Amaro Ferreiro), el agua no segura (Ángel Martín y Mauro Muñiz de Urquiza), la sequía (Amaral), la enfermedad (Fredi Leis), la pobreza (David DeMaría), los conflictos (Iván Ferreiro), el avance del desierto (Mucho), la especulación (Leiva), las inundaciones (David Otero), y la migración (Barei).
Durante la presentación de la exposición sonora este miércoles en Madrid, la coordinadora de la campaña 'El sonido del hambre', Nuria Berro, ha indicado que el "mayor reto" de esta iniciativa era "cómo visibilizar una realidad que se produce cada año de forma cíclica". "Todos los años van a ocurrir las circunstancias que harán que diferentes familias se tengan que enfrentar al hambre estacional, incluso familias que el resto del año no pasan hambre", ha advertido.
En este sentido, Berro ha señalado que en el Sahel se dan unas circunstancias que afectan a 30 millones de personas, y "les confrontan cada día a ver qué van a comer ante la dificultad para acceder a los alimentos entre las dos cosechas". Para hacer visible este hecho, Acción contra el Hambre decidió "trabajar a través del sonido para, por lo menos, hacerlo audible", ha remachado.
Según ha destacado Berro, al inicio de la campaña que coordina, las previsiones de Naciones Unidas en relación con la estación del hambre estimaban que afectaría a 5 millones de niños que ya se encontraban en situación de desnutrición en el Sahel. "Hoy las previsiones nos hablan de cifras superiores a los 8 millones de niños", ha apostillado.
EL ENCARGO DE OBRA MÁS PROFUNDO Y ESPECIAL
Por su parte, David DeMaría ha declarado que esta iniciativa "es muy motivante" y ha añadido que es para él "un honor y un placer" poder representar al resto de sus compañeros artistas. "Reflejar la pobreza es el encargo de obra más profundo y más es especial que me han pedido en mi carrera", ha asegurado el artista, para después añadir que le "encantó la propuesta de no tener que cantar".
"Hay veces que la tesitura vocal de un artista puede condicionar al oyente. En este caso estamos hablando de hilvanar unas notas musicales que puedan representar algo tan vital y tan desgraciadamente malo como puede ser la pobreza, una de las semillas de que luego se pase hambre", ha relatado.
DeMaría ha desvelado que ha "intentado tirar de esa épica pasional de un flamenco andaluz coplero, popero, rockero" y que encontró en el piano el arpegio que le transmitía esa sensación de pobreza. "Me siento orgulloso de haber concentrado en 50 segundos una sensación tan extremadamente sensible como puede ser sentir el dolor de todos esos niños que pasan hambre", ha apuntado, al tiempo que se ha mostrado esperanzado en que sirva para "despertar las conciencias adormecidas".
El responsable de Salud y Nutrición de la ONG, Antonio Vargas, ha añadido que las previsiones de Naciones Unidas apuntan a que 3,3 millones de niños caerán en la desnutrición aguda severa, "la peor consecuencia del hambre" en el Sahel. Así, ha detallado que las previsiones se han visto superadas por la situación de inseguridad que se viven en el lago Chad, Nigeria y el norte de Malí; la disminución del precio de determinados alimentos por la falta de demanda; y el recorte de los tiempos de lluvia en algunas zonas y las inundaciones en otras.
Finalmente, Berro ha puesto la nota de esperanza y ha afirmado que "cada año un montón de niños pueden recuperarse" gracias a los tratamientos contra la desnutrición que es "barato, fácil y funciona", mientras que Vargas ha mostrado el tratamiento a domicilio que se les proporciona a los pacientes, un 'paquetito' de alimento compuesto de pasta de cacahuete, leche y micronutrientes.