Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ochenta familias llevan meses viviendo entre andamios

El sencillo gesto de salir por la puerta de casa para Charo es un auténtico deporte de riesgo. Ella y sus vecinos conviven cada día con andamios, techos apuntalados e incluso agujeros en el suelo.

En total, 80 familias en una situación desesperada. En una obra de rehabilitación inacabada y parada desde hace más de dos meses. La Junta de Andalucía, encargada de la obra, asegura que pararon porque los materiales estaban defectuosos.

Mientras tanto, viven con el miedo de que el edificio se les caiga literalmente encima. Estos vecinos sólo quieren dejar de vivir entre andamios.