Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Oceana denuncia el "fracaso" de la UE para reducir los niveles de sobrepesca

La organización internacional Oceana ha denunciado este jueves 6 de julio "la falta de acciones políticas decisivas" de la Unión Europea para "detener la sobrepesca", y ha reclamado "un cambio" para gestionar mejor los recursos pesqueros.
Oceana asegura que los niveles de sobreexplotación en el Mediterráneo y el Mar Negro "siguen en un estado muy negativo". Asimismo, señalan que en 2015 "sólo se había reducido un 1%" los niveles de sobrepesca en el Atlántico.
La Política Pesquera Común (PPC) fija el año 2020 como fecha límite para acabar con la sobrepesca y Oceana ha insistido en que "el progreso realizado hasta ahora resulta demasiado lento" para conseguir los objetivos legales.
El director ejecutivo de Oceana, Lasse Gustavsson, ha declarado que "la sobrepesca no es solo un problema medioambiental, sino también socioeconómico". Además, ha subrayado que el "único modo de asegurar la viabilidad de más de 84.000 buques de la UE y 150.000 pescadores es situar los stocks pesqueros en niveles saludables y sostenibles lo antes posible".
LA SOBREPESCA EN EL MEDITERRÁNEO
Oceana ha reaccionado así a la reciente publicación de un análisis de la Comisión Europea sobre el estado de la aplicación de la PPC, en la que reconoce, entre otras cosas, la "dificultad" de reducir los niveles de sobrepesca en el Mediterráneo y en el Mar Negro.
Según datos del informe del organismo europeo, en el Mediterráneo, los índices de mortalidad por pesca actuales de poblaciones como la merluza, el salmonete de roca, el rape negro y la bacaladilla han llegado a ser hasta seis veces más altos que los recomendados para alcanzar los niveles de sostenibilidad requeridos en la PPC.
Además, la Comisión Europea también reconoce en su informe que, "pese a las recientes mejoras, sigue sin conocerse la situación de muchas poblaciones" de las aguas mediterráneas.
No obstante, en términos generales, la publicación señala una "mejora del equilibrio entre la capacidad pesquera y las posibilidades de pesca". Según el informe, entre 2007 y 2015, la capacidad de la flota pesquera de la Unión Europea "descendió gradualmente". Además, señalan como avance que, entre 2003 y 2015, la media de la biomasa de la población en el Atlántico Nororiental aumentó un 35%.