Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Expulsan a un obeso de un avión por ocupar varios asientos

Interior de un aviónGtres

Mathew Harper, de 34 años, ha denunciado a la compañía Southwest Airlines por la humillación a la que se vio sometido. El estadounidense iniciaba su viaje, pero nada más subir al avión las azafatas le obligaron a salir. ¿Su delito? Padecer sobrepeso.

Mathew Harper sufrió recientemente la mayor humillación de su vida. Este hombre pesa en torno a 154 kilos y cuál fue su sorpresa cuando, al poco de subir a su vuelo, un miembro de la tripulación decidió expulsarle del avión.
Una vez fuera y tras haber sido visto por el resto de personas que se disponían a embarcar, una trabajadora de la compañía Southwest Airlinesa le preguntó si conocía la política de la empresa para pasajeros con sobrepeso, que obliga a reservar un segundo billete con antelación si "invaden cualquier parte de los asientos vecinos".
Harper alegó que aún quedaba un asiento libre entre el suyo y el de su hermano y, tras media hora de discusión, consiguió que le permitieran volar en aquel avión. "Cuando volví a entrar lo único que podía hacer era agachar la cabeza", explica el estadounidense, que se sintió avergonzado ante las miradas del resto de viajeros que habían sido testigos de lo ocurrido.
Southwest Airlines se excusa diciendo que "el pasajero realizó su viaje como tenía  previsto" tras haber sido informado por un miembro de la tripulación de la política de la empresa. Sin embargo, Mathew Harper ha decidido denunciar a la compañía rechazando la indemnización que le ofrecieron a cambio de no acudir a los juzgados.