Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ONG denuncian ante la ONU la retención en Tinduf de la joven saharaui residente en Tenerife

Las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) Human Right Watch, EuroMed Rights y el Instituto de Estudios de los Derechos Humanos del Cairo (CIHRS), han presentado en la última sesión del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), un informe en el que se denuncia el deterioro de los derechos humanos que se dan en el campo de refuagiados de Tinduf (Argelia), especialmente en lo que se refiere a la situación de las mujeres saharauis adultas retenidas.
En ese caso se encuentra Darya Embarek --que este jueves cumplirá 28 años-- que viajó a los campamentos a visitar a su familia biológica hace más de tres años y una vez allí, le quitaron su pasaporte, por lo que no puede volver a España, donde desea vivir.
Además, en un mes caducará su Número de Identidad de Extranjero (NIE), lo que le pondría mucho más complicado regresar a la isla, pues su pasaporte argelino también está caducado.
HRW considera que como Argelia es responsable de salvaguardar los Derechos Humanos en su territorio también lo es en los campamentos de refugiados saharauis que alberga en Tinduf, y en esa línea, denuncia que "son las propias familias de las mujeres afectadas las que están impidiendo que las mujeres adultas que quieren abandonar el campo lo hagan".
La ONG añade que "a pesar de la promesa de tratar de resolver estos casos, el Frente Polisario no ha logrado conceder a estas mujeres la libertad de regresar a España donde se han establecido legalmente", resalta Ángeles Déniz, madre de acogida de Darya en Tenerife.