Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ONG aseguran que la mitad de la demanda eléctrica de los europeos podría autosatisfacerse con renovables en 2050

La mitad de los ciudadanos de la Unión Europea y un tercio de los españoles podría satisfacer sus necesidades eléctricas con energías renovables individuales o colectivas en 2050, según un estudio elaborado por varias ONG europeas.
El trabajo ha sido elaborado por CE Delft para las ONG Amigos de la Tierra, la Federación Europea de Energías Renovables, Greenpeace y REScoop.eu y señala que España es el cuarto país de la UE con mayor potencial de electricidad producida por los ciudadanos, por detrás de Alemania, Francia y Reino Unido.
Así, señala que 16,4 millones de ciudadanos españoles tendrían en 2050 capacidad para "participar activamente en el sector eléctrico" con energías renovables, ya que podrían aportar "la mitad de la demanda nacional" de electricidad proyectada para ese año.
Además, el trabajo prevé que a mitad del siglo XXI 264 millones de ciudadanos europeos podrían generar el 45 por ciento de las necesidades eléctricas de la UE dentro de un sistema energético democratizado.
Los datos, según apuntan las organizaciones que han cofinanciado el primer estudio de este tipo en la Unión Europea, demuestran que la ciudadanía tiene la capacidad de revolucionar el sistema energético europeo y recuperar la generación de energía eléctrica de manos de las grandes compañías, así como priorizar el respeto al planeta.
Sin embargo, advierten de que para que este potencial se materialice es necesario plasmar el derecho ciudadano a producir energía renovable, tanto en el marco normativo europeo como en el nacional.
Por ello, las organizaciones reclaman al Gobierno en funciones, a las instituciones nacionales, regionales o municipales que no den la espalda a una tercera parte de la Población y al derecho ciudadano a participar de forma activa en al revolución energética que permita salvar el clima.
También consideran que la UE debe facilitar el camino para ciudadanos energéticos en vez de seguir apoyando a las grandes y contaminantes empresas eléctricas.
En definitiva, reclaman a la Comisión Europea que cree un marco normativo que proteja, apoye e impulse la participación central de la ciudadanía energética en el paquete legislativo de otoño para la Unión Europea y que esto se plasme en la revisión de la Directiva Europea de Energías Renovables y en la Iniciativa de Diseño del Mercado Interior de la Electricidad.