Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las ONG ambientales piden a los ministros de Pesca de la UE un reparto de las cuotas pesqueras justo y sin sobrepesca

Las organizaciones ambientales Oceana y Greenpeace instan a los ministros de Pesca de la Unión Europea, que se reunirán los próximos 12 y 13 de diciembre para negociar los totales de capturas de las distintas poblaciones de peces en el Atlántico nordeste para 2017 que establezcan unos límites de capturas de acuerdo con las recomendaciones científicas para evitar la sobrepesca.
Así, recuerdan que el 51 por ciento de las especies sufren sobrepesca y lamentan que los ministros europeos siguen anteponiendo los intereses socioeconómicos a corto plazo a la conservación marina.
Por ello, considera que los ministros deben establecer límites de capturas de acuerdo con las recomendaciones científicas y los principios de la Política Pesquera Común; no usar la obligación de desembarco como excusa para aumentar los límites de capturas por encima de las recomendaciones científicas y fijar tasas de explotación para alcanzar el Rendimiento Máximo Sostenible en 2017 en todos los casos en que sea posible.
Para el director ejecutivo de Oceana, Lasse Gustavsson, ha reclamado a los ministros de pesca que se dejen de excusas y pongan fin a la sobrepesca y a la mala gestión de las poblaciones de peces del Atlántico Nordeste.
"Europa tiene gran potencial de recuperación pesquera, pero para que sea haga realidad es necesario que los ministros se tomen en serio su responsabilidad y sigan las recomendaciones de los científicos. La sobrepesca es un sinsentido. Con stocks gestionados de forma sostenible tendremos más peces en el agua, más empleo y más alimento de calidad", ha defendido.
Así, insiste en que el Consejo de Agricultura y Pesca debe acordar los Totales Admisibles de Capturas siguiendo las recomendaciones científicas porque si no, será "responsable de hipotecar el futuro de la pesca en la UE".
En la misma línea, Greenpeace pide un "reparto justo de las cuotas" que se base en criterios económicos, sociales y ambientales, de acuerdo con la Política Pesquera Común. En concreto, a España le pide seguir las recomendaciones científicas a la hora de negociar las cuotas y le insiste en su compromiso para "terminar con la sobrepesca" y recuperar las poblaciones.
La ONG recuerda que la Política Pesquera Común exige el fin de la sobrepesca en 2015 siempre que sea posible y, de forma progresiva, no más tarde de 2020 para "todas las poblaciones".
"El Gobierno lleva dos años de retraso en la implementación de la Política Pesquera Común. Aunque son evidentes los progresos en el establecimiento de límites de captura que no exceden el Rendimiento Máximo Sostenible (RMS) aconsejado, los estados de las poblaciones siguen siendo críticos", ha manifestado la responsable de océanos de Greenpeace, Celia Ojeda.
Ojeda subraya que con medidas sencillas, como el apoyo a la pesca sostenible mediante la implantación de un nuevo modelo pesquero, permitiría recuperar las poblaciones de peces y, por tanto, "un futuro mejor" para los océanos y para quienes viven de ellos.
"La distribución de las cuotas a nivel nacional está siendo injusta e incumple el Reglamento de la PPC. El Artículo 17 de este Reglamento dice que las cuotas deben de establecerse según criterios ecológicos, económicos y sociales. El Gobierno lleva dos años de retraso en la implementación de esta normativa y apenas hay avances en la distribución de las cuotas, creando un injusto equilibrio entre la pesca industrial y la artesanal", ha denunciado Ojeda.
En este contexto, la ONG insiste en la importancia de un correcto etiquetado y la campaña lanzada en supermercados de toda España en este sentido para fomentar que los ciudadanos demanden un buen etiquetado de los productos pesqueros porque, según denuncia, "no se está cumpliendo, especialmente en los productos frescos".