Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ONG ambientales denuncian la política "por vía de urgencia" del Gobierno ante la "mala" planificación hidrológica

Siete ONG ambientales han denunciado la política de leyes aprobadas por la vía de urgencia para disimular "la mala integración" de las sequías en la planificación hidrológica del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente a la que piden un "giro" a la hora de abordar fenómenos extremos con gestión y prevención integradas.
Así, AEMS-Ríos con Vida, la Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE), la Coordinadora Ecologista de Asturias, Ecologistas en Acción, Fundación Nueva Cultural del Agua, SEO/BirdLife y WWF España, que forman parte de los distintos Consejos del Agua de las demarcaciones hidrográficas y el propio Consejo Nacional del Agua han alertado que las autoridades españolas han vuelto a recurrir a las excepciones y las medidas de urgencia para afrontar el periodo de sequía en el que se encuentran algunas regiones desde 2015.
En este contexto, denuncian la política de decretos de sequía urgentes, "sin transparencia y participación" de la sociedad ya que no se someten a la consulta de los miembros del Consejo Nacional del Agua.
Las ONG ponen de ejemplo de su denuncia el reciente Real Decreto Ley 10/2017 por el que se adoptan medidas urgentes para paliar los efectos producidos por la sequía en determinadas cuencas hidrográficas, así como los distintos Reales Decretos de sequía y sus sucesivas prórrogas, con el objetivo de seguir gestionando estas circunstancias como si fueran "excepcionales".
Pero advierten de que estas sequías no son excepcionales sino "fenómenos naturales y recurrentes" en ambientes mediterráneos como el propio de la mayor parte de España.
Además, recuerdan que el cambio climático hará que estas situaciones sean cada vez más frecuentes e intensas incluso en la España húmeda por lo que la escasez de recursos hídricos actual se incrementará.
Por ello, exigen al Ministerio un giro en su forma de abordar estos fenómenos extremos mediante la integración de su gestión y la prevención como parte de la planificación hidrológica ordinaria.
En este contexto, reivindican los planes hidrológicos de demarcación como "instrumentos" en los que se integren "todas las medidas" necesarias para la gestión del agua, incluidas aquellas para la gestión de las recurrentes sequías, basadas en la protección de los ecosistemas acuáticos y acuíferos para las generaciones futuras, tal y como requiere la Directiva Marco del Agua.
Las siete ONG incluyen un conjunto de recomendaciones que se deberían incluir en los planes a la hora de estimar los recursos disponibles, como adaptar las demandas en previsión del uso de los recursos en épocas de lluvias media o alta y dejar un margen para asegurar reservas suficientes en periodos de sequía, así como mejorar el sistema de indicadores para declarar periodos de sequía.
Sin embargo, lamentan que "se está realizando todo lo contrario" y se mantiene un sistema para mantener demandas "por encima" de su propia capacidad y esto, según insisten, pone en riesgo el futuro de los ríos, humedales y acuíferos, así como también la disponibilidad de recursos para los distintos usuarios del agua.
En definitiva, exigen al Ministerio que "asuma las responsabilidades" para mejorar la capacidad de adaptación ante las sequías, que plantee una gestión hidrológica que incorpore este fenómeno natural, para prevenir y minimizar sus consecuencias a través de una adecuada gestión de la demanda del agua.