Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ONG de Comercio Justo llaman a la rebeldía contra las desigualdades y recuerdan que "otro modelo económico es posible"

Las organizaciones de la Coordinadora Estatal de Comercio Justo han lanzado la campaña 'Somos rebeldes con causa. Somos Comercio Justo, ¡y tú?', donde invitan a la ciudadanía a celebrar el Día Mundial del Comercio Justo, el próximo sábado 13 de mayo, en una jornada reivindicativa y festiva. "Queremos que sea un día para rebelarse por las desigualdades actuales, pero también de celebrar que existe una alternativa posible para cambiar esa realidad", ha explicado Mercedes García de Vinuesa, presidenta de la Coordinadora Estatal de Comercio Justo, en una rueda de prensa celebrada en Madrid.
Asimismo, García de Vinuesa ha recordado que a pesar de la disminución de los índices de pobreza, 836 millones de personas no tienen cubiertas sus necesidades básicas y la desigualdad es cada vez mayor. "Casi el 80% de la población solo posee el 6% de la riqueza mundial mientras que el 1% más rico posee la mitad de la riqueza", ha señalado. Y ha incidido en que el movimiento de comercio justo lleva casi 60 años defendiendo que "otro modelo económico es posible", un modelo que "no se maximice el beneficio sino que se ponga en el centro a las personas, los derechos humanos y al medio ambiente". Además, ha destacado que actualmente existen más de 2.000 organizaciones campesinas, artesanas y productoras de alimentos en 75 países de Asia, África y Latinoamérica en las que trabajan más de dos millones de personas.
Un dato que ha reafirmado Marco Godillo, Vocal de Incidencia Política de la Coordinadora de ONG para el Desarrollo, al asegurar que "si algo aporta el comercio justo es mostrar que es posible, en este mundo, generar desarrollo económico en las comunidades más pobres del mundo y, al mismo tiempo, ser socialmente justos y ambientalmente sostenibles".
Por ello, en el Día Mundial de Comercio Justo, las organizaciones piden a la población que se rebele frente a estas injusticias y que se festeje que otras alternativas son posibles. La celebración se hará de forma simultánea en más de 50 países del mundo y en más de 70 localidades españolas se organizarán actividades infantiles, exposiciones, puestos informativos y de venta y otras actividades reivindicativas y lúdicas. Además, han lanzado una campaña en las redes sociales bajo el hashtag #RebélateConCausa donde invitan a los usuarios a explicar qué es para ellos el comercio justo. La agenda completa de los actos está disponible en la página web www.comerciojusto.org.
"Pedimos a la población que se rebelen ante estas injusticias pero que no lo hagan desde el sofá, no sólo con un 'click', sino que se acerquen a sus localidades para ver y palpar todo lo que está haciendo el comercio justo", ha afirmado García de Vinuesa.
Además, Godillo, recordando los compromisos de la Agenda 2030 para lograr un mundo más sostenible e inclusivo, ha incidido en la importancia de cambiar los patrones de producción de consumo "de manera radical". "Un mundo más justo necesita nuevas formas de consumir y producir y hay que transmitir a cada ciudadano que el consumir no sólo es un acto económico, sino también político, porque cuando se elige donde se compra y qué se compra, se está decidiendo qué tipo de sociedad queremos", afirma.
En España, el consumo de comercio justo en 2015 alcanzó los 35 millones de euros, dos millones más que el año anterior. Los productos de alimentación representan el 93% de las ventas mientras que los de artesanía un 5% y los de cosmética natural un 2%. Sin embargo, pese al aumento en el consumo, España continúa a la cola respecto a otros países europeos donde el gasto medio por habitante y año en comercio justo es 16 veces mayor.