Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONCE apoya que se reconozca la sordoceguera como discapacidad única y pide un censo urgente de estas personas

La ONCE ha expresado este martes su apoyo a la moción aprobada en el Senado que insta al Gobierno a reconocer la sordoceguera como discapacidad única y urge al Ejecutivo a poner en marcha un censo para conocer el número de personas con estas características en España.
En un comunicado, se refiere así al texto aprobado por unanimidad en la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales de la Cámara Alta en el que se propone al Ejecutivo que la sordoceguera se diagnostique como una única discapacidad y no como la suma de dos independientes, vista y oído, que coexisten pero no tienen relación.
Para la ONCE, que aplaude la aportación realizada por todos los grupos parlamentarios a la iniciativa, es necesario impulsar la elaboración de un censo de personas sordociegas "que ayude a hacer una radiografía lo más ajustada posible a la realidad para poder ejecutar las diferentes políticas con el mayor rigor y exactitud posibles".
La Organización recuerda que tanto la Fundación ONCE de Atención a las Personas con Sordoceguera (FOAPS) como otras organizaciones "llevan varios años luchando" por la creación de este censo, para lo que se ha trabajado con el IMSERSO en la definición de los parámetros que deben cumplir estas personas conforme al grado de su pérdida auditiva y visual para ser consideradas sordociegas. "Falta ahora ponerlo en marcha", señala.
Asimismo, destaca que desde sus inicios, la ONCE ha atendido a las personas sordociegas y "les ha dado el mismo nivel de cobertura que al resto de personas ciegas", así como ha contado con unidades e iniciativas de atención específica, a las que se sumó en 2007 la creación de la propia FOAPS, con "más de 100 mediadores que han realizado más de medio millón de horas de trabajo con estas personas" en toda España.