Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONCE anima a los españoles a sumarse a su equipo de casi 2.200 voluntarios para acompañar a las personas ciegas

La ONCE invita a los españoles a hacerse voluntarios para acompañar a las cientos de personas ciegas, sordociegas o con discapacidad visual grave que viven en España. Actualmente, un total de 2.181 voluntarios realizan esta labor y en 2016, más de 2.000 personas afiliadas a la ONCE se beneficiaron de esta ayuda.
La organización propone varios programas de voluntariado: De acompañamiento, acceso a la información, deportivo, cultural-recreativo y de experiencia personal. Estas iniciativas van dirigidas a las personas que debido a su discapacidad no han alcanzado el grado de autonomía necesario para realizar solas estas actividades.
Entre las tareas que pueden desarrollar los voluntarios se encuentran: apoyar a la personas en sus diferentes desplazamientos a los servicios que le presta la ONCE (rehabilitación, aprendizaje de braille y tiflotecnología), asistencia a consultas médicas, gestiones administrativas, compras o paseos, entre otros.
Por otro lado, el programa de acceso a la Información va dirigido a prestar apoyo puntual a los afiliados con dificultades para acceder a la información impresa en documentos, como cumplimentación de impresos, lectura de correspondencia y documentos privados, o las nuevas tecnologías.
Con el programa deportivo se facilita la práctica deportiva, grupal o individual, de las personas ciegas en todas las diferentes actividades y todos los niveles. Se colabora en el acceso a las instalaciones deportivas y en su interior, se posibilita a la persona ciega las indicaciones y referencias necesarias en entrenamientos y pruebas, y se localizan los elementos e instrumentos deportivos y enseres personales.
En el programa cultural y recreativo se hace más accesible la cultura y el ocio a las personas con ceguera y deficiencia visual, apoyando su participación en actividades culturales y recreativas.
Finalmente, el programa de experiencia profesional divulga experiencias laborales que puedan servir de referencia a los afiliados demandantes de empleo. Los voluntarios apoyan con su experiencia sociolaboral a aquellas personas ciegas que comienzan su andadura profesional en el mismo puesto o sector para el que la persona voluntaria está cualificada.
Además, la ONCE ha puesto en marcha un proyecto dirigido a personas con sordoceguera, del que se han beneficiado en el último año 160 personas con esta doble discapacidad, que arranca con una formación específica que garantiza la comunicación de estas personas con los propios voluntarios y con su entorno.