Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La contaminación mata, y mucho

El dato asusta, tanto como esta imagen de Pekín, o esta otra de Shangai. El 92 por ciento de la población mundial respira aire contaminado. Y claro, superar los límites máximos tiene sus consecuencias. Según la OMS en 2012, año con los últimos datos disponibles, murieron en todo el mundo 6 millones y medios de personas como consecuencia directa de esa mala calidad del aire. En España, la cifra se sitúa en 6.860 fallecidos. El informe también apunta a las fuentes de contaminación. El transporte en primer lugar, seguido de la quema de combustible, de las centrales eléctricas y de la industria. En la calidad del aire, también hay dos mundos. Lo peor lo respiran aquí, en el sudeste asiático y en esta zona del pacífico. Y lo mejor, en Norteamérica y en el norte de Europa.