Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OMC avisa de que el papel de los médicos y sanitarios en el tráfico de órganos es "fundamental"

La Organización Médica Colegial (OMC) ha avisado, durante la jornada 'El papel del profesional sanitario en la trata de personas', organizada a través de su Fundación para la Cooperación Internacional (FCOMCI) y el Consejo Federal de Medicina de Brasil (CFM), de que el papel de los médicos y sanitarios en el tráfico de órganos es "fundamental".
Y es que, tal y como ha recordado, todo el problema "delictivo y mafioso" del tráfico ilegal de órganos no sería posible sin que haya médicos y otros sanitarios y centros hospitalarios implicados. Y es que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) entre el 5 y el 10 por ciento de todos los trasplantes realizados en el mundo se hacen bajo alguna forma de comercialización, bien por encargo (turismo de trasplantes ) o bien con la práctica delictiva de tráfico de órganos.
Unos procesos de los cuales, el 70 por ciento acaba fracasando por infecciones diversas, rechazos y, en ocasiones, originan muerte. El mayor comprador de órganos per cápita del mundo es Israel, mientras que el mayor vendedor de órganos del planeta es China.
En este sentido, los médicos españoles han recordado que la donación y el trasplante de órganos en España, gracias a la labor realizada por la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), son un ejemplo paradigma de lo que la tecnología y la ciencia médica puede conseguir en términos de supervivencia y calidad de vida de las personas.
Por ello, y con el objetivo de acabar con el tráfico de órganos a nivel mundial, han destacado la importancia de que haya una participación activa, concienciación, red internacional efectiva de profesionales sanitarios, y de que se luche contra el delito del tráfico de órganos tal y como está definido en la Declaración de Estambul, protocolo de Palermo y reciente Convenio de Santiago de Compostela, prevención, información objetiva, promoción de la donación, marco legal adecuado, medidas jurídico legislativas y de responsabilidad legal de las personas y profesionales que vayan al extranjero a comerciar con órganos humanos, sistema de trasplante transparente y colaboración internacional.
"La solución al tráfico de órganos es potenciar la donación en cada país. Los cambios legislativos y la organización son esenciales pero el número de donantes depende directamente de las acciones que cada Estado ponga en marcha y los profesionales médicos de ése país aconsejen", han comentado los médicos durante la jornada.