Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OCDE llama a los gobiernos a aumentar sus esfuerzos para integrar a migrantes y refugiados

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha hecho un llamamiento a los países miembro, entre ellos, España, a aumentar sus esfuerzos para la integración de migrantes y refugiados, en su informe 'Perspectiva sobre la migración internacional' 2017.
De los datos de la OCDE se desprende que el número total de entradas permanentes en los países de la OCDE en 2016 se acercó a los cinco millones, un 7 por ciento más que en 2015 (cuando fueron 4,7 millones), un aumento que la OCDE atribuye principalmente a los migrantes por razones humanitarias.
En concreto, en 2016, los países de la OCDE recibieron 1,6 millones de peticiones de asilo, de las cuales, casi tres cuartas partes fueron para países de la Unión Europea. Además, el estudio pone de manifiesto que solo Turquía está dando protección temporal a tres millones de sirios, si bien, observa que en los primeros seis meses de 2017 el número total de llegadas a las costas europeas alcanzó las 85.000, unas diez veces menos que el pico alcanzado en la segunda mitad de 2015.
Además, el informe revela que más de 1,6 millones de familias migrantes recibieron un permiso de residencia en algún país de la OCDE en 2015, lo que representa el 40 por ciento del total de las entradas permanentes. Por ello, pide a los gobiernos que sea "una prioridad" asegurar el derecho de las familias a permanecer unidas con los medios necesarios para establecerse en el nuevo país.
Según el informe, el número de refugiados que llegan a los países de la OCDE alcanzó su máximo en 2016 y los gobiernos siguen enfrentándose a una crisis humanitaria. Por ello, piden a los estados que se centren en ayudar a los refugiados que puedan permanecer en el país de acogida e integrarse en el mercado laboral y la sociedad, un objetivo que, según la OCDE, "exige un replanteamiento de las políticas nacionales y de cooperación internacional".
"Mejorar la integración de los inmigrantes y sus hijos, incluidos los refugiados, es vital para lograr un futuro más próspero e inclusivo para todos", ha precisado el secretario general de la OCDE, Angel Gurría, durante la presentación en París del informe en la que también ha participado el comisario europeo de Migraciones, Asuntos internos y ciudadanía, Dimitris Avramopoulos.
Además, ha insistido en que una mejor cooperación a nivel internacional es "clave" para acabar con "las percepciones negativas sobre la migración que a menudo se basan en una idea errónea sobre el beneficio que los migrantes pueden aportar a los países receptores".
El informe pone como ejemplo algunas políticas de integración adoptadas por algunos países como Suecia y Alemania. Si bien, apunta que otros países están "rezagados" en la adopción de políticas públicas en este sentido, por lo que insta a estos gobiernos a llevar a cabo reformas que pongan el foco en los migrantes.
Por otro lado, la OCDE analiza los datos de migraciones temporales que se han incrementado debido al número de trabajadores enviados por sus empresas a otros países de la UE, que alcanzaron los 1,5 millones en 2015. También pone de relieve que el número de estudiantes internacionales aumentó hasta los 1,5 millones en ese mismo año.