Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Nunciatura del Vaticano se desvincula del traslado del cura de Friol y deja al Obispo la "resolución" del conflicto

La Nunciatura Apostólica del Vaticano en Madrid ha contestado a la carta enviada por los vecinos de Friol y de Guitiriz en relación a las protestas por el traslado de su párroco, José Ramón Pérez, desvinculándose de la decisión y dejando en manos del Obispo de Lugo la resolución del conflicto.
Así lo han indicado desde la plataforma vecinal de Friol y Guitiriz que se oponen al traslado del cura y que hicieron llegar hasta la Nunciatura un dossier sobre el caso.
"La Nunciatura se exime de toda responsabilidad, la cual corresponde al señor Obispo de Lugo, según las disposiciones de derecho y en todo lo concerniente a la gestión de la diócesis. Por tanto, deja al Obispo que resuelva el conflicto que él mismo creó", apunta la plataforma en un comunidad.
Esto supone, para los vecinos, un "nuevo revés" para el Obispo, que "se queda totalmente aislado en la gestión nefasta de este conflicto, que ya dura cinco meses y se ha convertido ya en el más largo de la historia reciente en la Iglesia Española". "El desprecio y el ninguneo a los fieles de Friol y de Guitiriz está dejando al Obispo en un lugar difícilmente recuperable", critican.
Mientras no se resuelve el conflicto, los vecinos han apuntado que "continuaran con sus demandas y no cejaran en su empeño y justa reivindicación del retorno de don Ramón", una "reivindicación justa y fundamentada en hechos reales y valores que representa este párroco para sus vecinos".