Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nueva muerte de un ciudadano negro a manos de la policía en EEUU

Eric Harris huye de la policía. Un agente en la reserva ve la escena desde su vehículo y se dispone a ayudar... Consiguen alcanzarle y se oye un disparo. El policía se disculpa. Acaba de disparar, supuestamente por error, con su arma reglamentaria, en lugar de con la pistola Taser. El joven se queja desesperado, mientras otro policía le recrimina su huída. Aunque aparentemente haya sido por accidente, esta muerte se suma a la lista de indignantes actuaciones policiales contra ciudadanos negros esta semana. Ayer cientos de personas asistieron al funeral por Walter Scott, asesinado por un policía cuando intentaba detenerlo por una infracción de tráfico. El agente ha sido acusado de asesinato.