Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuando una madre tiene que dar por muerto a su hijo

Casi una vida después luchando y buscando, hoy la madre del niño pintor de Málaga pide que declaren oficialmente muerto a su hijo. Es sólo un trámite, pero a su madre le duele en el corazón. Diego desapareció en el 87 al salir de casa para ir a una exposición. Nunca más se ha sabido de él. Hace un año murió el padre de Diego, y para repartir la herencia entre sus hijos, el niño pintor tiene que estar oficialmente muerto. Un trámite que con mucha pena y con un nudo en la garganta ha pedido hoy su madre.