Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La historia de un niño autista que salva a un perro de ser sacrificado

Un niño autista salva a un perro de ser sacrificadoInformativos Telecinco

Rob, un niño autista de siete años que vive en Oklahoma, ha salvado la vida a Jack, un perro abandonado cuyo destino era ser sacrificado. Desde entonces, el perro no ha querido separase de Rob, que ha encontrado en él una solución a sus problemas de comunicación con el mundo exterior.

Este perro, que había sido abandonado, fue encontrado en el 'Central Oklahoma Humane Society'. Cuando iba a ser sacrificado, uno de los cuidadores del centro, comenzó a buscar una familia para el animal hasta que encontró a Rob. Tanto el niño como el perro conectaron desde el primer momento en el que se vieron y desde entonces no han vuelto a separarse.
La familia de Rob, afirma que aunque él no puede manifestar sus emociones, han encontrado una mejoría a la hora de comunicarse con el exterior e incluso ha superado el miedo a los perros.
Esta historia es un ejemplo de los beneficios sociales que aportan los animales a los humanos. Tener a Jack como su perro ha ayudado a Rob liberarse de su aislamiento y le ha enseñado a ser más responsable y a querer a otras criaturas.