Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una clínica manda las ecografías de su bebé a una mujer que acaba de abortar

Nicky Windsor viendo las imágenes de su feto abortadoMirror

Lo que menos se podía imaginar Nicky Windsor, de 29 años, tras sufrir un aborto natural en una clínica de Hull en el condado de Yorkshire (Reino Unido), es que el centro le enviase como disculpa y en respuesta a su queja por no proceder a su inhumación, una carta en la que le incluía imágenes de ultrasonido del feto perdido.

Como cuenta Mirror, Nicky ha vuelto a revivir el trauma de la pérdida del bebé por culpa de esta falta de tacto del personal de la clínica. "Cuando llegó la tarjeta pensé que era un buen gesto, pero al abrirla y ver las imágenes del bebé me quedé completamente destrozada. Fue una sensación horrible". afirmó la joven.

Su problema con la clínica comenzó tras serle practicado el aborto natural. El personal del centro no le dio más opciones que un entierro colectivo o la incineración. Por lo que elevó varias quejas reclamando la opción de una inhumación individual.

Ha sido la respuesta a esta queja en la que se han incluido las imágenes del feto que perdió el pasado junio lo que ha vuelto a abrir las heridas de Nicky.