Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Neumólogos alertan de que 5 de las principales causas de mortalidad mundial son enfermedades del aparato respiratorio

La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) ha alertado que cinco de las enfermedades que lideran las causas de mortalidad mundial pertenecen al aparato respiratorio, como demuestra el último informe sobre la carga mundial de enfermedades publicado en la revista 'The Lancet' y que se va analizar estos días la Asamblea General de Naciones Unidas.
En concreto, el informe incluye entre las principales causas de mortalidad a la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), al cáncer de pulmón, la neumonía, la tuberculosis y los accidentes de tráfico causados por enfermedades del sueño.
Además, el informe hace un análisis por países para establecer cuáles se encuentran más cerca del alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible fijados por Naciones Unidas en materia sanitaria y sitúa a España dentro de los 10 países con mejor salud, en parte por las mejoras significativas en materia de contaminación ambiental y vacunación, lo que tiene su incidencia en las enfermedades respiratorias.
"España ha mejorado su posición tras grandes descensos en tuberculosis, tabaco y accidentes de tráfico, todas ellas áreas prioritarias de investigación y tratamiento de SEPAR en los últimos años", ha destacado Joán Soriano, consultor científico de la SEPAR y uno de los autores del estudio.
A nivel global, en los países con más desarrollo sociodemográfico se han observado disminuciones en términos de fallecidos por enfermedades crónicas, accidentes de tráfico y violencia y en los países menos desarrollados han decrecido los índices de desnutrición y retraso del crecimiento infantil.
"Las puntuaciones obtenidas este año demuestran que España está avanzando hacia el objetivo establecido de mejora global de la salud. Estos resultados ponen de relieve la dedicación y los esfuerzos empleados a favor de los cambios en los hábitos de vida saludables, las mejoras estructurales y el descenso de la contaminación y el progreso de la calidad de vida y la salud respiratoria", ha explicado Soriano.