Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Terapia para un neonazi en lugar de cárcel

El juez le libra de dos años de cárcel a cambio de someterse a una terapia social y psicológica para abandonar su ideología neonazi. Y para asegurarse de ello, se le hará un seguimiento. Cada seis meses, el juzgado recibirá un informe de su evolución. No podrá ir a ciertos conciertos ni a manifestaciones o reuniones en la que participen grupos afines al nacional socialismo. El joven agredió a un menor porque vestía una camiseta de un grupo vasco, de extrema izquierda. Ante el juez reconoció los hechos y se mostró arrepentido. Por eso, le suspende durante cinco años la condena mientras realiza la terapia. Según los expertos la terapia tardará, como mínimo, entre 6 y 18 meses en dar resultados. Se libra de la cárcel pero no de las sanciones económicas: una multa de más de 600 euros y pagarle la chaqueta que le quitó a la víctima.