Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Negligencia o accidente?

Mucho dolor en el entierro del pequeño de seis años que falleció en la granja escuela de Villanueva de Perales, en Madrid. Y también muchas incógnitas sobre la severa reacción alérgica que acabó con su vida, como explica la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes: “La investigación aclarará si hubo alguna negligencia y alguien es responsable de esta muerte”. Ya se ha interrogado a monitores, profesores, compañeros, incluso a los responsables de cocina de la granja para averiguar si el niño pudo comer algo que no debía. El menor no sólo era alérgico a la proteína de la leche. Sufría asma y llevaba varios días con una infección de oído, lo que complicaría más aún su respiración en el momento crítico. Además se ha pedido al pediatra del pequeño un informe completo de todo su historial médico para aclarar lo sucedido.