Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una Navidad con marisco es posible

A menos de un mes para Navidad, ahora toca hacer la compra para las fiestas. Con previsión y sobre todo buen ojo, nos podemos ahorrar dinero y comer a lo grande. Maria José Basanta, bloguera gastronómica, ofrece algunos consejos. Por ejemplo, la centolla en plena temporada puede duplicar su precio en semana. Así que, junto a las clásicas gambas o camarones, hay que comprar ahora y congelar. El mismo truco se puede aplicar a las zamburiñas o a las almejas. Se puede cocinar con mimo y congelarlo, para tenerlo listo en la cena de Nochebuena o en la comida de Navidad. En el caso de los camarones, se congelan crudos.