Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nadie pensó que Luis, el hombre que se atricheró en Zaragoza, se suicidaría

Nadie se explica el final del hombre que tras un encierro de un día entero terminó suicidándose en Zaragoza. Hasta su expareja dijo que solo quería llamar la atención. Pero Luis decidió acabar con su vida con un tiro en la cabeza. Nadie se esperaba este trágico final. Los que le conocían aseguran que era una persona muy tranquila. Prestó a 40.000 euros a Fátima, su expareja, para que comprara el bar donde se atrincheró. Ella le dejó y no le devolvió el dinero. Luis trabajaba en plataformas petrolíferas como vigilante de seguridad por lo que sabía manejar armas. Según fuentes policiales, el revólver con el que se quitó la vida, había sido comprado en el mercado ilegal.