Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los Mossos encuentran fotos de "carácter sexual" de Nadia en un 'pendrive' del padre

Los Mossos d'Esquadra  han encontrado imágenes de "carácter sexual" de Nadia en un 'pendrive' del padre de la niña. Las fotografías ya están en manos del juez que instruye el caso de estafa presuntamente cometido por Fernando Blanco y Marga Grau. El magistrado, que dice que hay “constancia y evidencia de claros indicios en la comisión de delitos de provocación sexual y explotación sexual”, les ha llamado a declarar el próximo viernes 13 de enero.

El magistrado de instrucción 1 de La Seu d’Urgell que investiga a Fernando Blanco, en prisión provisional, y a Margarita Garau, en libertad, ha recibido esta mañana por parte de la Unidad Territorial de Investigación del Pirineo Occidental del Cuerpo de Mossos de Esquadra una serie de archivos que podrían ser constitutivos de varias infracciones penales. Concretamente de  “delitos de elaboración y tenencia de pornografía infantil, así como de exhibicionismo y provocación sexual”.
El juez ha acordado citar a declarar a los dos investigados el próximo viernes 13 de enero:. La madre está citada a las 10h y Fernando Blanco, a las 11h.
El magistrado considera que el hallazgo no es una simple sospecha sino “la constancia y evidencia de claros indicios objetivados de participación de la persona investigada (el padre) en la comisión de los referidos delitos de provocación sexual y explotación sexual”.
El juez, además, autoriza el registro de 13 ‘pendrives’, siete  tarjetas de memoria, tres discos duros y otros terminales informáticos.
El padre de Nadia, Fernando Blanco, ingresó en prisión el pasado diciembre, acusado de estafa exagerar la enfermedad de su hija con el objetivo de lucrarse a partir de las donaciones conseguidas.
De acuerdo a las primeras investigaciones, los padres de la niña podrían haber conseguido más de 900.000 euros fingiendo que Nadia sufría un estado grave de   tricotriodistrofia.
Las investigaciones han revelado que este dinero, obtenido a partir de donaciones no se utilizaron para las terapias médicas dirigidas a tratar la enfermedad.