Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nacen cuatro crías de "perros silbadores" en el parque natural Terra Natura Benidorm

El parque de naturaleza y animales Terra Natura Benidorm (Alicante) ha acogido este jueves el nacimiento de cuatro dholes (Cuon alpinus) --más conocidos como "perros silbadores" debido a la amplia gama de vocalizaciones que emiten para comunicarse entre sí-- en la madriguera que los padres habían excavado para que la hembra, Nani, pariera tras 60 días de gestación.
Los cuidadores han preferido no intervenir en el proceso de crianza, dado que el comportamiento del resto de la manada ante la llegada de estas crías era "normal", y por lo tanto "aún no han podido comprobar ni el peso ni el sexo de los cachorros", según ha informado el parque un comunicado.
De este modo, se ha dejado que los padres críen a sus cachorros en la pradera "de manera natural", aunque bajo "una estricta supervisión" de los cuidadores y veterinarios. De momento, la hembra se encarga de amamantar a sus crías a través de sus ocho pares de mamas, "algo que diferencia a esta especie del resto de cánidos que comúnmente tienen cinco pares", han indicado.
En general, las crías de esta especie suelen pesar al nacer unos 200 gramos, y cuando las crías finalicen la fase de amamantamiento serán alimentadas por los integrantes del grupo del parque a través de la regurgitación de carne.
Asimismo, prevén que crezcan rápidamente, ya que con apenas seis meses "comienzan a acompañar a la manada a cazar", han subrayado en el comunicado.
Los dholes son "animales sociales", por lo que "no resultará raro ver durante estos días al resto de miembros de la manada asomando su cabeza por la madriguera o sacando a las crías a la pradera hasta que los padres, Lenon o Nina, las vuelven a meter en la madriguera", han explicado en el comunicado.
No obstante, son cazadores gregarios que pueden matar presas más grandes que ellos, y cuando cazan les gusta llevar a las presas al río para matarlas a través del ahogamiento. "Son conocidos por su ferocidad", han explicado desde el parque de Benidorm.