Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una mujer se pensaba que estaba embrujada pero en realidad tenía sida

Una mujer se pensaba que estaba embrujada pero en realidad tenía sidaInformativos Telecinco

Nela Kuja Chumpi, una peruana de 30 años, de Achu, en la selva nororiental del Perú, creía que había sido víctima de brujería, pero en realidad había contraído el VIH. Los médicos del Hospital público Arzobispo Loayza le detectaron un avanzado estado del VIH, pero también, un cuadro de tuberculosis, Hepatitis C y desnutrición crónica.

Una peruana de 30 años, Nela Kuja Chumpi se pensaba que era víctima de brujería al notarse varios síntomas. "Me cansaba mucho, mi cabello se caía, tenía diarreas, náuseas y me dolía el cuerpo", ha asegurado la mujer. A su vez, Chumpi notó una importante pérdida de peso, según recoge 'BBC Mundo'.
Como ninguno de estos remedios le ayudó, Kuja Chumpi dedujo que sus malestares eran resultado de la brujería y sólo en Lima, capital del país, le podrían curar Los familiares le aconsejaron tomar hierbas y acudir al centro de salud de su localidad, donde lo único que le dieron fueron analgésicos. Dejando atrás a sus cuatro hijos, Kuja Chumpi, acompañada por su marido, emprendió un viaje a Lima de cuatro días.
Los médicos del Hospital público Arzobispo Loayza le detectaron un avanzado estado del VIH, pero también, un cuadro de tuberculosis, Hepatitis C y desnutrición crónica. Además encontraron que su esposo también era seropositivo. Algunos trabajadores del Viceministerio de Interculturalidad donaron ropa y dinero para medicamentos para Kuja Chumpi. Su esposo abandonó el tratamiento hace un mes y regresó a casa. Unos días después, Kuja Chumpi dejó también el hospital sin tratamiento para su tuberculosis y su VIH avanzado, sin ninguna opción de superar la enfermedad.
Según la Dirección Regional de Salud, el 77% de los casos de VIH y otras enfermedades de transmisión sexual reportados en la región del Amazonas corresponden a población indígena. Los expertos afirman que los indígenas pueden ser diagnosticados de VIH y recibir el correspondiente tratamiento sólo en las ciudades grandes fuera de sus comunidades. La gran mayoría abandonan ese tratamiento por cuestiones económicas y familiares.