Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muere un Tedax en una explosión en la Comandancia de la Guardia Civil de Almería

Emiliano Quintana, agente perteneciente a los Tedax de 50 años y natural de Granada, ha fallecido este miércoles en una explosión registrada en el garaje de la Comandancia de la Guardia Civil de Almería. Se está a la espera de que la jueza proceda al levantamiento de cadáver, que será trasladado a las dependencias del Instituto de Medicina Legal (IML) de Almería, donde le será practicada la autopsia.

El agente de la Guardia Civil perteneciente al Grupo de Técnicos Especialista en Desactivación de Explosivos (Tedax), Emiliano Quintana, se encontraba de servicio, en el interior de una furgoneta usada para el transporte de este material en las cocheras de la Comandancia de Almería, cuando se ha producido la explosión que ha acabado con su vida.
El fallecido, de 50 años de edad, casado y padre de una niña de 11 años, contaba con experiencia y una amplía trayectoria profesional, además de más de 10 años de destino en la provincia almeriense, según han informado fuentes del Instituto Armado.
La investigación, que va a recaer sobre el Juzgado de Instrucción 4 de Almería, en funciones de guardia, se centra ahora en determinar en qué circunstancias se ha producido la deflagración, que todos los indicios apuntan a que se ha producido de manera accidental.
La explosión, que ha ocasionado una detonación que se ha sentido con intensidad en las inmediaciones del cuartel y que ha ocasionado una columna de humo negro de grandes dimensiones, se ha producido a las 15,00 horas.
Varias llamadas alertaban de la deflagración y de humo que salía de la zona donde se ubica la cantina, localizada justo encima de las cocheras, por lo que se dio aviso a Policía Local, bomberos de Almería y servicios sanitarios del 061. Los bomberos han desplazado dos rotaciones con 12 efectivos y dos camiones para extinguir el fuego.
De momento, se está a la espera de que la jueza proceda al levantamiento de cadáver, que será trasladado a las dependencias del Instituto de Medicina Legal (IML) de Almería, donde le será practicada la autopsia.