Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mueren dos jóvenes de 16 y 19 años tras un accidente en el que se incendió su coche

La Guardia Civil de Tráfico investiga las causas de un accidente de tráfico que ha tenido lugar en el municipio coruñés de Val do Dubra, donde han fallecido dos jóvenes de 16 y 19 años, y una chica de 16 años ha resultado herida al salir despedida del vehículo, elc ual quedó completamente calcinado. La menor ha sido trasladada al Complejo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS), aunque su estado no reviste gravedad y podría ser dada de alta pronto. Los investigadores barajan la posibilidad de que la causa del accidente se deba al exceso de velocidad.

Los Bomberos de Santa Comba, Protección Civil de Val do Dubra, Guardia Civil de Tráfico y Urxencias Médicas fueron movilizados para acudir al lugar del siniestro. Fuentes de los equipos de emergencias han explicado que se han recabado pruebas en el lugar para dilucidar las causas, entre las que se barajan un exceso de velocidad.
Los jóvenes sufrieron el accidente en torno a las 1.20 horas, cuando viajaban por la carretera que une Portomouro y Bembibre, dirección Santiago de Compostela. El vehículo se precipitó por un terraplén y colisionó contra un árbol. Como consecuencia del impacto, el turismo se incendió y quedó calcinado por completo. Los dos chicos fallecidos y la menor herida tienen todos vinculación con la localidad de Val do Dubra.
El Ayuntamiento de Val do Dubra ha decretado tres días de luto oficial por el fallecimiento de los dos jóvenes. El regidor dubrés, Antonio Negreira, ha confirmado a Europa Press que los tres jóvenes procedían de tres parroquias distintas de Val do Dubra (Couceiro, Rial y Vilariño) y ha trasladado las "condolencias" del Ayuntamiento a las familias en este "día dramático".
Negreira también ha explicado que el Ayuntamiento, junto con la central de emergencias, puso a disposición de las familias un equipo de psicólogos para tratar de que "sean capaces de pasar este trago tan difícil" al que se enfrentan, tanto las familias de los fallecidos, como la de la tercera chica accidentada. El Consistorio, tras una reunión de urgencia de los portavoces, ha suspendido desde este sábado y hasta el lunes todos los actos oficiales en señal de duelo.